05/02/2020

sitioandino.com.ar

Vino en lata: ante un mercado potencial, el INV reglamenta plantas de fraccionamiento

Aunque incipiente todavía, de la mano de algunas bodegas que buscan como apalancar un consumo complicado, el mercado de vino en lata crece y tiene potencial. Esa es la lectura que parece haber hecho el INV al reglamentar la posibilidad de que, luego de un par de experiencias iniciales, las empresas interesadas en fraccionar con ese formato puedan inscribirse, e incluso también lo hagan aquellas capaces de tercerizar el servicio para otras bodegas.




Miguel Flores para sitioandino.com.ar

La decisión del Instituto se justifica en que "las mismas empresas que realizan fraccionamiento de productos vitivinícolas en latas han solicitado su inclusión en el régimen de control" del organismo. 

Los números avalan la medida y confirman un crecimiento intermensual  de casi 67% en volúmen en términos de stock por diferentes canales. El nuevo envase de hasta 450 cc "se coló" estadísticamente entre los tradicionales (botella y tetra) y aunque las mediciones son las primeras la tendencia es clara: mientras en noviembre de 2019 salieron a puntos de venta 32.100 litros en lata, diciembre totalizó 53.800 litros despachados a la espera de rotación.

Entre las bodegas que tomaron la delantera aparecen Fecovita, con su Dilema Sparkly, y Familia Zuccardi, con una alternativa dentro de su línea Santa Julia. Ahora, el INV establece que las empresas que "posean equipos aptos para envasar bebidas en latas y deseen prestar el servicio de fraccionamiento a establecimientos vitivinícolas, deberán inscribirse como planta de fraccionamiento, de características especiales para el envasado en latas". 

El que pega primero....

Zuccardi lanzó a principios de diciembre su Santa Julia Chardonnay y Malbec, un vino de 7,5%. "Por ahora tercerizamos el servicio de fraccionamiento y nos está yendo muy bien. Envasar vino es muy distinto cualquier otro tipo de bebidas, lo que debería dar más confianza al consumidor por tratarse de un producto cuya naturalidad está cuidada", señaló José Zuccardi, presidente de la firma.

Por ahora, el nuevo producto se vende en vinotecas. Para Zuccardi, "todavía nos falta completar la cobertura de canales comerciales y es pronto para hacer un balance, recién en unos tres meses podremos hablar de números. Pero es un vino de baja graduación alcohólica y muy refrescante que seguramente va a lograr buena respuesta".

Por su parte, la versión enlatada del Dilema Sparkly, un espumante de 8,5º elaborado por Estancia Mendoza, salió al mercado a fines de diciembre simultáneamente en vinerías, drugstores y supermercados de Cordoba, Costa Atlántica, Buenos Aires y Mendoza con un volúmen inicial de 600 mil unidades de 296 cc en total entre rosado y blanco. Según el responsable financiero de la firma, Marcelo Federici, "se demoró un poco la entrega, con lo cual enero será el primer mes para poder medir la rotación de las dos versiones una vez elegidas las plazas y en cada una los diferentes canales".

El proyecto apunta a casi 1 millón de latas anuales pero desde la bodega, que también terceriza la producción, anticipan una demanda superior con una estrategia sostenida. "Tenemos todo aceitado en diseño y producción para responder, e incluso pensamos seguir bajando la graduación, apuntando a otro tipo de público no tradicional, y otra ocasión de consumo para ampliar el mercado a partir de la refrescancia", asegura Federici respecto del nuevo producto cuyo precio sugerido público es $75.

Cuáles son los requisitos

En ese marco, el INV ya dejó establecidas las pautas para lograr el OK como fraccionadora de vino en lata, o bien prestar el servicio respectivo. Son básicamente las siguientes:

-Certificaciones correspondientes de latas aptas para vino emitidas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

-Productos autorizados a ingresar a Planta de Fraccionamiento: los remitidos por bodegas y fábricas inscriptas ante el INV, a través del Régimen de Traslados, con Certificados de Tránsito, Libre Circulación o Aptitud Exportación, y se limitará a fraccionarlos como son recibidos, salvo prácticas de filtración y agregado de Anhídrido Sulfuroso y/o agregado de Dimetil Dicarbonato (DMDC).

-Vasijas específicas identificadas: con una boleta en la cual conste: Tipo de Producto, Bodega Remitente, Número de Traslado y Número de Análisis de Libre Circulación o Aptitud Exportación.

-Contabilidad de productos y fraccionamiento: vía sistemas informáticos homologados por el INV.

-Etiquetas identificatorias de las latas: deberán ser registradas por la Planta de Fraccionamiento o en su defecto por la Bodega propietaria del producto a fraccionar, para este último caso, deberá ser corroborado por la Planta previo a su uso. Los marbetes deberán cumplir con la normativa.

-Latas listas para el expendio: se depositan en el sector comunicado al INV por la Planta y no podrán encontrarse diseminados. En forma mensual deberá transmitir el Formulario MV-01/C para declarar el fraccionamiento y despacho de los productos.

-Inventario de stocks: se realizarán por número de análisis y no se admitirán diferencias en más bajo ningún concepto. Sí una merma por fraccionamiento de hasta el 1 % por análisis.

Fuente: https://www.sitioandino.com.ar/n/314551/


=