19/12/2019

guarda14.com

Veinte años: vinos mendocinos con marcado estilo francés..

Clos de los Siete también celebra por estos días sus dos décadas de vitivinicultura en Mendoza. El grupo celebró con su clásica MiniVinexpo.




Por Florencia Da Souza para guarda14.com

Pasaron ya veinte años desde la primera plantación de Clos de los Siete en Valle de Uco. Por ese motivo, el grupo conformado por las bodegas Monteviejo, Cuvelier Los Andes, Diamandes y Rolland decidió celebrar con su ya clásica MiniVinexpo. Una degustación de todos los vinos que elaboran en Mendoza, en la que se sumaron también los vinos franceses que las familias inversoras de Clos de los Siete elaboran en Francia.

Y en lugar de hacer esta presentación sólo en Buenos Aires –como acostumbran cada dos o tres años-, eligieron también Mendoza como punto de festejo para poder compartir con clientes, amigos y periodistas este importante aniversario.

Michel (Rolland) llegó a Argentina hace 30 años, sin conocer nada, sin conocer el terroir. Entonces, se dio cuenta de que Argentina tenía algo que no tenía otro país; la cordillera y, además, que en esa cordillera se daba el malbec que en ningún otro lugar del mundo se podía dar. Eso fue lo que lo impulsó para hacer y crear su propio viñedo e invita a las familias inversoras que apuestan y confían en él”, comentó Ramiro Barrios, gerente general de Clos de los Siete y anfitrión del acontecimiento en Park Hyatt Mendoza en el que también estuvieron presentes representantes de las familias francesas dueñas del grupo argentino.
Gran parte de las familias francesas inversoras participó de la presentación en Buenos Aires y Mendoza. / Gentileza.

Barrios también explicó que en estas dos décadas los viticultores pensaron hacer vinos de alta gama y que eso era un objetivo posible más allá de los altibajos que presentaba el país. “En ese momento, se fueron muy conformes con la calidad de país y de las personas, sobre todo. Siempre supieron que gracias a la calidad de los equipo de trabajo locales pudieron hacer los vinos que hoy están haciendo”, destacó Barrios.

Las etiquetas degustadas

Fiel al estilo de cualquier feria de vinos, cada bodega tenía su isla en la sala donde se desarrolló la MiniVinexpo de Clos de los Siete.

Además de las etiquetas locales que cada casa elabora en Tunuyán y del vino afín que lleva por nombre el mismo del grupo, Clos de los Siete, se pudieron degustar las etiquetas francesas que cada empresa elabora en Burdeos.

Una oportunidad única, sin dudas, para los presentes ya que son vinos a los que no se pueden acceder en Argentina. Entre otras, Château La Violette, Château Le Gay, Château Montviel, Château Manoir de Gay, Château Malartic La Gravière Rouge, Château Malartic La Gravière Blanc y Château Fontenil.

El enólogo de Monteviejo, Marcelo Pelleriti. / Gentileza.

La opinión de los invitados

Sommeliers, periodistas y clientes fueron los principales invitados al festejo por las dos décadas del grupo empresario en Argentina. Incluso, estuvo el gobernador Rodolfo Suarez probando algunos vinos e interiorizándose de cada proyecto.

“Creo que es muy importante que estos inversores hayan puesto un pie en el país; sobre todo, porque hablamos de inversores en vino con raíces en el vino”, dijo la sommelier María Laura Ortiz, quien también enfatizó en el porte que hizo Rolland: “Puso a la Argentina en el mundo y mostró la calidad de sus vinos. El tenía la atención del mundo; hizo un cambio, mejoró todo el entorno. Nos puso en el mapa del vino”.

Sobre cuál fue el vino degustado sobresaliente, la experta se volcó por los blancos: “Me llamó la atención el Mariflor Sauvignon Blanc (Rolland) por su increíble expresión y su marcada parte verde, con notas vegetales a espárragos pero con un hermoso equilibrio de maracuyá y cítrico. El espumoso Lindaflor Rosé (Monteviejo) es divino”.

En tanto, el chef Santiago Orozco se inclinó por el Diamandes Uco Viognier (Diamandes) y lo describió como “maravilloso, único” y destacó también el rosado de Cuvelier Los Andes.

Al referirse a los vinos del grupo en general, Orozco dijo: “Son vinos con estilo francés pero con carácter mendocino que le da el Valle de Uco, hay mucha expresividad. Resaltan lo que le da el suelo. Creo que la clave de todos los vinos del Clos es elegancia y personalidad. Todos son vinos de alta gama y expresan la búsqueda de la calidad y la excelencia.

Carlos Tizio, entre los invitados. / Gentileza.

Por último, Carlos Tizio –quien fuera por más de 10 años el gerente general del grupo- destacó: “Es un orgullo tener a estos inversores que encontraron en el Valle de Uco un lugar especial. Para nosotros que ellos hayan elegido estar hoy en Argentina y en Mendoza, es algo que nos eleva más en nuestra categoría. Enaltecen la vitivinicultura argentina porque Clos de los Siete es el proyecto más importante de la vitivinicultura en Argentina”.

Fuente: https://www.losandes.com.ar/article/index?category=guarda14


=