12/12/2019

www.elmundo.es

Los grandes vinos dulces del mundo

Los vinos dulces se encuentran entre los más deliciosos del mundo. Hasta el siglo XIX la mayoría de los vinos eran dulces, incluidos famosos tintos de Burdeos y Rioja.




Es de unos años a esta parte que las tendencias han cambiado. Cuando hago una cata e incluyo en ella un vino dulce, es sin duda el que más aceptación tiene, tanto entre los entendidos como en aquellos que tienen menos experiencia como bebedores de vino.

Las principales categorías en las que se dividen los vinos dulces son: de Vendimia tardía, Fortificados y Ice Wines. Probablemente, el vino dulce más conocido es Sauternes, en Burdeos. Para hacer este vino las uvas se dejan en la vid hasta que están muy maduras, y tienen que haber sido afectadas por un moho llamado Botritis que, en determinadas condiciones, se reproduce en la piel de las uvas, haciendo que los granos pierdan humedad y, por ello, que tengan una mayor concentración de azúcar, acidez y sabor. Los racimos recién recogidos tienen un aspecto no demasiado agradable, cubiertos con un moho gris. Las uvas se recogen una a una, lo que es una tarea lenta y trabajosa, que requiere de vendimiadores experimentados que realicen su trabajo en los viñedos día a día durante varias semanas, seleccionando racimo a racimo. El vino puede ser puro néctar, con sabor a miel, frutas deshidratadas e importante acidez.

En Alemania y Austria, las uvas de vendimia tardía afectadas por botritis están clasificadas como Beerenauslese y Trockenbeerenauslese, todas ellas Riesling. En Alsacia, 'Sélection de Grains Nobles', de Gewurtztraminer están considerados entre los mejores vinos dulces del mundo. Además, otro de los clásicos dulces a añadir a tu lista es un Tokaji Aszu de Hungría.

Hablando de países del Nuevo Mundo, Australia produce excelentes vinos dulces Botritis Semillon. Lejos de allí, en Chile, los viticultores hacen un vino dulce excelente con Moscato, como también lo hacen los sudafricanos con Riesling y Chenin Blanc.

Otro fantástico vino dulce es Ice Wine, hecho con uvas heladas. En Canadá, Alemania y Austria, como podrás deducir, teniendo en cuenta su clima, es donde estos vinos se producen de manera natural. Y digo de manera natural porque el Ice Wine se puede también hacer congelando las uvas en congeladores, sin embargo, los vinos hechos así no tienen la misma intensidad de sabores. Es arriesgado dejar las uvas en las vides meses después de la vendimia de otoño esperando que llegue el invierno, se producen cantidades muy pequeñas y resulta mucho más caro, pero sin duda merece la pena.

El vino dulce de Jerez, el Oporto del Valle del Duero y el Madeira, de la isla con el mismo nombre, en Portugal, están todos hechos deteniendo la fermentación añadiendo alcohol, lo que se conoce como "fortificar", dejando la mayor parte del azúcar natural de la uva en el vino.

Los vinos dulces son considerados por muchos consumidores como "vinos para postres", cuando la realidad es que maridan a la perfección con una gran variedad de platos servidos fríos. Si te gusta el vino dulce, lo puedes maridar con cualquier comida que te apetezca.

Aunque los vinos dulces se encuentran entre los mejores del mundo, en los últimos tiempos han dejado de estar tan de moda, lo cual es una verdadera pena. En parte es por la mala prensa que tiene el tema del azúcar y las calorías. Según los consumidores de vino se han ido acostumbrando a beber vinos secos, "dulce" ha pasado a ser un término algo negativo. Sin embargo, cuando muchos wine lovers piden un vino seco, están tomando vinos que son ligeramente dulces. Una copa de vino dulce es genial en cualquier momento del año. ¡Sé indulgente y date un capricho!

Mark O'Neill es fundador de TheWineplace.es

Fuente: https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2019/12/06/5dea7b9dfc6c83be4d8b465e.html


=