07/11/2019

www.losandes.com.ar

¿Cuál es la diferencia entre vinos veganos y tradicionales?

Esta categoría, en el campo alimentario, viene ampliándose y en ascenso y parte de los consumidores cada vez se inclinan más por lo natural.




Por Florencia Da Souza - Especial para Guarda 14

La categoría ya está instaurada desde hace muchos años en el mundo, y en Argentina va en ascenso. La elaboración de vinos aptos para veganos no sorprende y cada vez más aparecen nuevas etiquetas que ofrecen este producto.

Como se sabe, una persona vegana no consume carnes ni otros productos derivados del reino animal. Aquí, muchos se preguntarán qué componente lleva esta bebida como para tener que diferenciar un vino tradicional de un vino vegano.

La diferencia radica en el momento de la clarificación del vino, un proceso al que se somete para limpiarlo y eliminar impurezas que puedan enturbiarlo en el paso previo al embotellado.

Esta técnica se realiza con el uso de variados productos: albúmina de huevo, caseína (proteína derivada de la leche), gelatina (obtenida de cartílagos de pescados), o la ictícola (que se obtiene de la vejiga natatoria de algunos peces).

Certificación. Uno de los asuntos a resolver todavía.

La alternativa es elaborar vinos con clarificantes que no tienen origen animal. En Renacer -como en casi todas las bodegas que elaboran vinos aptos para veganos- utilizamos la bentonita para blancos y rosados. Es un polvo de arcilla, de origen mineral, que sirve para eliminar impurezas”, comentó a Guarda 14, Bernardita Gil, enóloga de Bodega Renacer, que desde fin de 2018 comenzó a elaborar esta categoría de vinos.

En esta misma línea, pero con más antigüedad, Bodega Vinecol también utiliza la bentonita en la clarificación y filtrado de los blancos y lo hace desde los comienzos de la bodega. “Siempre elaboramos de esta manera, pero desde hace tres o cuatro años, comenzamos a aclararlo con un sello en la contraetiqueta porque los distribuidores en el exterior lo pedían para mercados como Estados Unidos e Inglaterra”, agregó Pablo Dessel, propietario de la bodega de La Paz.

Ahora bien, el punto que todavía no encuentra su equilibrio es el de la certificación ya que, según Dessel, “no existe un organismo que certifique los componentes de la elaboración o que es apto para veganos". Desde su punto de vista, "el consumidor tiene la palabra de la bodega”. 

Por su parte, la enóloga de la bodega de Perdriel comentó: “En Renacer contamos con la certificación de una entidad privada, Vegan Society (Sociedad Vegana) que avala el sello de nuestras contraetiquetas. Somos una de las pocas bodegas en Argentina que cuentan con ésta”. Actualmente, en Renacer poseen certificación vegana los siguientes vinos: Punto Final Malbec, Punto Final Cabernet Sauvignon, Punto Final Clásico Malbec Rosé, Punto Final Malbec Reserva y Punto Final Cabernet Franc Reserva.

Tendencia mundial

En el caso de ambas empresas consultadas fueron las inquietudes de los consumidores y el pedido puntual de distribuidores y ejecutivos comerciales, los motivos que originaron la elaboración y posterior identificación de estos vinos.

Las personas van modificando sus hábitos de consumo, migran hacia lo natural, la sustentabilidad y ponen énfasis en lo ambiental. Este cambio también afecta a nuestra industria y si bien en Argentina está empezando a mostrarse, día a día va creciendo”, agregó Bernardita Gil y explicó que en la bodega vieron que era un nicho importante y decidieron poner el foco e innovar en el tema.

En el mundo hay cada vez más vinos aptos para veganos y esta tendencia también la vieron desde Vinecol que hoy cuenta con tres líneas de esta categoría: Sacha, Vinecol y Los Médanos. “Hoy se ve en los supermercados góndolas específicas de productos veganos y allí también están estos vinos”, contó Dessel.

Tradicionales vs veganos

Ante este escenario, el consumidor seguramente se preguntará si hay diferencias de aromas y sabor al degustar uno y otro vino. Simplemente, la respuesta es no y son los expertos los que la fundamentaron.

“El consumidor no debería sentir ninguna diferencia organoléptica. Sólo cambia el componente en la clarificación. De ninguna manera se puede percibir alguna diferencia, pero no por esto hay que engañar al público”, aclaró Bernardita Gil.

“El vino te gusta o no te gusta; esto es así. Un vino para veganos no tiene un sabor o una calidad distinta; igual ocurre con los orgánicos”, acotó Pablo Dessel.

Sepa más

Bodegas que se suman a esta tendencia 

En Mendoza, si bien no hay un registro oficial de cuántas bodegas elaboran vinos aptos para veganos, son muchas las que año a año se han sumado a esta tendencia con distintas líneas de productos. Entre otras:

Finca Decero (Luján de Cuyo)

Bodega Budeguer (Luján de Cuyo)

Bodega Kaiken (Luján de Cuyo)

Bodega Chakana (Luján de Cuyo)

Bodega Domaine Bousquet (Tupungato)

Bodega Renacer (Luján de Cuyo)

Bodega Vinecol (La Paz)

Bodega Familia Cecchin (Maipú)

Fuente: https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=veganos-vinos-aptos-para-quienes-adhieren-a-esta-filosofia


=