23/07/2019

www.iprofesional.com/

Una bodega argentina presenta en el país vinos franceses de clase mundial

Bodega Teho, de Alejandro Sejanovich, comercializa etiquetas de la prestigiosa Maison Les Alexandrins, con foco en el Syrah del Valle del Ródano




Bodega Teho, del reconocido enólogo Alejandro Sejanovich y su socio Jeff Mausbach, acaban de abrir una puerta hacia un nuevo mundo. Mejor dicho, hacia el Viejo Mundo.

Es que comenzaron a importar y comercializar en el país los vinos que produce Domaine & Maison Les Alexandrins en el norte del Valle del Ródano, un complejo rompecabezas conformado por diversas Apelaciones de Origen Controlado (AOC).

Se trata de un proyecto joven, que surgió en 2012, pero que  la mano de tres socios que cuentan con una historia familiar muy arraigada a la vitivinicultura de esa zona y, lo más importante: cuentan con un terroir que permite alumbrar vinos de clase mundial.

¿Cuándo y por qué surgió la idea de comenzar a importar y comercializar los vinos de Maison Les Alexandrins?, le pregunta Vinos & Bodegas a Sejanovich quien, al responder, traza un paralelismo interesante: "Desde hace años venimos hablando de importar vinos de Francia. Para nosotros, Ródano se asemeja más al Malbec y a la Argentina y ha sido, de hecho, nuestra fuente de  inspiración para elaborar nuestros vinos, ya que en pequeñas distancias hay una gran variabilidad de suelos, así como diferentes exposiciones e influencia del viento que definen el terroir".

Fue en 2017, cuando viajaron al norte de ese valle, en el marco de una tradicional feria de vinos que nuclea a 60 productores del norte del Ródano, que descubrieron lo que el enólogo llamó "la magia" de esos terruños.

Tras esta experiencia, se propusieron volver a esa región. Y lo hicieron en octubre de 2018. Allí fue cuando visitaron Les Alexandrins y se convencieron de que era posible importar una selección de sus vinos y ofrecerlos en la Argentina.

¿Qué es lo que los atrajo de los vinos del norte del Valle del Ródano? Según detalla Sejanovich, "tienen una personalidad muy particular, son únicos".

"Muestran una intensidad y concentración impresionantes, sin ser pesados. Son vinos muy ágiles, casi livianos, pero con gran intensidad de sabores y aromas. Por esos son muy balanceados, con niveles de frescura y acidez notables", apunta. 

Acto seguido, agrega que también "son vinos muy complejos, donde conviven elementos dulces, con notas..."

Lee la nota completa en: https://www.iprofesional.com/vinos/296154-Una-bodega-argentina-presenta-en-el-pais-vinos-franceses-de-clase-mundial


=