02/05/2019

www.vinetur.com

¿Quién se bebe el vino del mundo?

En 2018 se consumieron 24.600 millones de litros de vino. La mayor parte del consumo se concentró en estos países




Tras presentar una evolución prácticamente constante desde 2014, impulsada principalmente por el aumento del consumo en Estados Unidos y China y la estabilización del consumo en los principales países productores de vino de Europa, que son tradicionalmente consumidores, la evolución del consumo mundial de vino experimentó un parón en 2018 debido principalmente a la leve reducción del consumo en China y Reino Unido.

Según los últimos datos publicados por la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino), en su asamblea general celebrada este mes de abril, se calcula que el consumo mundial de vino en 2018 asciende a 24600 millones de litros, lo que representa una leve disminución con respecto a 2017.

La OIV advierte, no obstante, que estos datos deben interpretarse con prudencia, debido el margen de error que conlleva el análisis del consumo mundial. Para la evaluación del consumo, también debe tenerse en cuenta el bajísimo nivel de producción de vino de 2017 que, de acuerdo con el método de evaluación por balance, redujo el nivel de consumo en la mayor parte de los países productores.

TENDENCIAS EN LOS PRINCIPALES PAÍSES CONSUMIDORES

Estados Unidos, primer consumidor mundial desde 2011, vuelve a registrar un aumento de la demanda interna. En 2018, alcanza los 3.300 millones de litros, lo que representa un pequeño aumento (1,2 %) con respecto al año anterior. De hecho, desde el año 2010, se produce un aumento prácticamente constante del consumo de aproximadamente 100 millones de litros por año.

En Sudamérica, el consumo disminuye en 2018 con respecto a 2017, principalmente en Argentina (840 millones de litros; reducción del 5,6 % con respecto a 2017) y en Chile (230 millones de litros; reducción del 1,5% con respecto a 2017). No obstante, el consumo de Brasil en 2018 permanece prácticamente estable con respecto a 2017 y alcanza los 360 millones de litros

En los países europeos tradicionalmente productores y consumidores, el consumo permanece prácticamente estable frente al año anterior en Francia (2.680 millones de litros) y en Italia (2.240 millones de litros). Los datos sobre Alemania indican la estabilización del consumo en 2.000 millones de litros. En 2018 y por tercer año consecutivo, España aumenta ligeramente el consumo y alcanza los 1.070 millones de litros. Portugal también registra un aumento del consumo de vino y alcanza los 550 millones de litros en 2018. En 2018, el consumo de Rumanía (450 millones) y Hungría (240 millones) crece con respecto a 2017. En 2018, el consumo de vino de Reino Unido disminuye a 1.240 millones de litros (reducción del -2,4 % con respecto a 2017).

Espectacular incremento del consumo de vino en Rusia, que crece un 7,2% en 2018, hasta alcanzar los 1.190 millones de litros.

Por lo que respecta a China, en 2018, el consumo se reduce en un 6,7 % con respecto a 2017 y alcanza los 1.800 millones de litros. Se produce un cese repentino de la rápida evolución del consumo experimentada a principios de la primera década del siglo XXI. Como ya se ha indicado, el método de evaluación del consumo por balance debe utilizarse con prudencia, pues no suele tenerse en cuenta la situación de las existencias y transformaciones. Además, los niveles de producción bajos, como el registrado en 2017, pueden repercutir en la evaluación del nivel de consumo de 2018.

En Sudáfrica, el consumo registra un leve retroceso entre 2017 y 2018 y alcanza los 430 millones de litros de vino.

En Oceanía, la demanda interior australiana sigue al alza y alcanza los 630 millones de litros (un 6,8 % más que en 2017), mientras que el consumo neozelandés, con 90 millones de litros, permanece prácticamente estable.



Fuente: https://www.vinetur.com/2019042549881/quien-se-bebe-el-vino-del-mundo.html


=