24/04/2019

www.clarin.com/

Guerra por el vino con soda: ordenan a Fecovita que deje de promocionar el "sodeado"

Pequeños emprendedores lograron que la Justicia le impida a los dueños del vino Toro usar esa denominación en sus productos. Fue registrada como marca en 2013.




Tres jóvenes emprendedores mendocinos ganaron una acción legal contra un gigante de la vitivinicultura argentina por el uso de la marca Sodeado, la bebida que surgió de la mezcla del vino con soda y que es promocionada como “más fácil de beber” y de “menor contenido alcohólico”.

El Segundo Juzgado Civil y Comercial de Mendoza hizo lugar a un medida cautelar que ordena a la cooperativa Fecovita, propietaria del vino Toro, al cese en el uso y la denominación de la marca Sodeado. La disposición judicial no contiene un monto económico, sino que se centra en detener la acción que afecta el derecho de quienes tienen la propiedad intelectual. Clarín consultó sobre esta resolución a Fecovita y, desde la empresa, informaron que se “han ajustado” a lo resuelto por la Justicia.

La cooperativa vitivinícola, principal empresa productora y exportadora de vinos, no apeló la cautelar. Por eso, a los emprendedores demandantes –jóvenes sub 40- les queda abierta una instancia para iniciar una demanda por daños y perjuicios.

Los creadores del producto que contiene vino con soda son tres amigos mendocinos: Lucas Impellizzieri, Juan Ricardo Palma y Martín Rafaniello. Juntos registraron entre 2013 y 2015 este producto y consiguieron que el Instituto Nacional de Vitivinicultura incorporara la categoría vino con soda, entre los productos a base de vino que están autorizados para consumo. En enero de 2019, los dueños de la marca detectaron la campaña de la cooperativa Fecovita, que ofrecía con la misma denominación de su marca la propuesta de beber vino con soda. “Fue una campaña nacional en la vía pública con carteles y, en formato periodístico papel y digital, en distintos medios nacionales”, detallaron los denunciantes en la Justicia mendocina.

La publicidad cuestionada utilizaba la marca Toro, precedida de la frase “acuerdo sodeado”, incluyendo la marca registrada. “Fue un ardid y un engaño para pretender promocionarse en el contexto de un supuesto acuerdo con las más importantes soderías. Ofrecían al consumidor la venta de dos sodas y un vino Toro a precios promocionales”, detalló el abogado Juan Ignacio Petra Cremaschi, del estudio jurídico que patrocinó la demanda, junto al estudio porteño Moncayo Von Hase & Asociados. Para el abogado hubo una “clara intención de apropiarse” de la marca Sodeado. “Intentaron diluir y erosionar el poder distintivo del producto, confundiendo a la clientela actual y futura; y haciendo caer posibles inversores o nuevos socios del emprendimiento”, dijo Petra Cremaschi.

"Sodeado", la marca por la que se inició la demanda.

"Sodeado", la marca por la que se inició la demanda.

En noviembre de 2016, Clarín contó la novedad de esta bebida que surgió como un producto 60% de vino y 40% de agua mineral, embotellado en un envase de 1,5 litros con tapa a rosca, en variedad blanco o tinto. Y el toque distintivo de tener 7,5° de alcohol, casi la mitad que un vino. Su producción está controlada por el Instituto Nacional de Vitivinicultura. “Es ideal para tomar bien frío o con hielo. Queremos competir con la cerveza, llevarlo al consumo diario”, comentó durante el lanzamiento Rafaniello, el gerente comercial de Sodeado.

De acuerdo con los antecedentes de la causa judicial: “Entre los años 2013 y 2015, fueron registradas las marcas “Sodeado” y “Sodeao”, ante el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI); siendo su titular registral el empresario mendocino Juan Ricardo Palma Boehler.

Los dueños de la marca presentaron una medida cautelar donde pidieron que Fecovita “deje de utilizar la marca y cese la promoción de productos que se identifiquen o que se asocien con su producto”. Además, pidieron retirar la publicidad en curso o existente, debido a los “daños y perjuicios” que dicha campaña ha generado y le está generando. Agregaron en su acción legal que el uso indebido, “genera a favor de Fecovita un claro beneficio económico ilegal, en detrimento de la marca Sodeado, incurriendo en un acto de competencia desleal e infracción marcaria”.

El 26 de marzo pasado, el juez federal subrogante Juan Carlos Nacul, del Segundo Juzgado Civil de Mendoza, determinó “hacer lugar” a la medida cautelar peticionada. Ordenó a Fecovita “el cese inmediato de la marca Sodeado, a través de la denominación Acuerdo Sodeado, en asociación o no de la marca de vino Toro”. Y sumó: “El cese en la promoción, ofrecimiento en venta y comercialización por cualquier vía, forma o canal de comunicación física, radial, televisiva o digital (publicidad callejera, afiches, youtube, diarios, revistas, redes sociales y otros) de productos que se identifiquen o pretendan distinguirse con dicha designación”.

Por último, el juez ordenó retirar todos los carteles colocados en la vía pública, avisos, spots publicados en cualquier ámbito físico o virtual que comprenda la campaña denominada “Animate a Sodear con Toro”, bajo conformidad a las prescripciones del artículo 50 del tratado internacional Adpic-Tripps y el artículo 195 del Cpccn, que otorgan facultades a los jueces nacionales para actuar en caso de que el titular de una marca viera vulnerado su derecho.

La bebida creada por los emprendedores mendocinos sigue en producción y distribución en todo el país, por lo que según adelantaron sus abogados, iniciarán una demanda para reclamar un monto económico por el “daño y perjuicio por el uso ilegal” de la marca.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/guerra-vino-soda-ordenan-gigante-vitivinicultura-deje-promocionar-marca_0_DItK-dhIE.html


=