28/03/2019

ecocuyo.com

El INV reguló la incorporación de agua "exógena" para hacer vino

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) autorizó la utilización de 2,8% de agua exógena para la elaboración del vinos, práctica que ya se permite en muchos países del mundo. Detalles de la norma.




El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) autorizó la utilización de 2,8% de agua exógena para la elaboración del vinos, práctica que ya se permite en muchos países del mundo.

El agua se podrá sumar a la solución de los agregados enológicos en estado sólido que se disuelven en la producción de la bebida nacional, entre los que se encuentran las levaduras, enzimas y los clarificantes, algo que ya contemplan las reglamentaciones internacionales, pero que en la Argentina no estaba permitido. Sin embargo, esta prohibición fue una de las históricamente más ignoradas, hasta que los controles se hicieron más eficientes.

El objetivo es controlar a las bodegas que ya realizaban estas prácticas y que en caso de que sobrepasen la nueva normativa, sus vinos serán clasificados como “producto no genuino aguado”. La resolución, la número 5 de este año del INV, fue publicada el 4 de enero. Y fue una de las decisiones más comentadas en el ambiente vínico durante la última vendimia. De hecho, a fines del año pasado, todas las entidades del vino fueron consultadas y dieron su acuerdo para la implementación de esta norma. Lo hicieron presentando notas con su opinión técnica favorable, y también dio dictamen la Comisión Asesora Técnica del Sector Vitivinícola.

De todas formas, las reglamentaciones internacionales contemplan el uso del agua para disolver los productos enológicos, siempre y cuando respeten las prácticas y tratamientos autorizados. Incluso, muchos enólogos sostienen que esta técnica permite corregir algunas propiedades organolépticas.

En el mundo hay menos pruritos: “Yo estuve en Napa Valley… directamente tienen las canillas en la pared, se fijan en la fórmula, y la abren… Y es Napa Valley” confió un importante bodeguero al Post.

La nueva reglamentación, que entró en vigencia en enero, generó “ruido” en la exportación de vinos a Uruguay. Los envíos argentinos comenzaron a ser bloqueados. “Estas trabas ya fueron superadas” informó el ministro de Economía Martín Kerchner el miércoles en el programa “Te Digo lo Que Pienso”, que conduce Ricardo Montacuto en Radio Nihuil. Actualmente se exporta con total normalidad a los vecinos rioplatenses.

Igual, la medida generó alguna duda en las bodegas importantes. Uno de los enólogos de referencia de una de las “grandes” explicó “…nadie está seguro del control que se realizará en los establecimientos, en cuanto a la cantidad de agua o el hecho de saber si realmente el agua se sumó durante la preparación de alguno de los agregados enológicos… o no…” La misma fuente dijo que hubo abusos históricos en el uso de agua, aunque no habría sanciones recientes por tal práctica.

Sin embargo, el INV informó que cuenta con instrumental de última generación para llevar a cabo un adecuado control en todas las bodegas. De hecho, el equipamiento con que cuenta el instituto permite distinguir si el agua que aparece en el vino es de origen vegetal, producto del proceso natural de la uva, o si viene del sistema de riego o de otra fuente.

Finalmente, los enólogos opinaron que la normativa no tiene “el sentido de bajar el tenor alcohólico para lograr bebidas más livianas, sino que es una resolución para que las bodegas que ya lo hacen… no se les pase la mano porque los están controlando”.

Leé aquí la resolución completa del INV, para usar agua en la elaboración de vinos.

Fuente: http://ecocuyo.com/el-inv-regulo-la-incorporacion-de-agua-exogena-para-hacer-vino/?utm_source=Ecovinos&utm_campaign=8c5e1a7d08-EMAIL_CAMPAIGN_2019_03_22_03_41&utm_medium=email&utm_term=0_a6a402be82-8c5e1a7d08-116026409


=