17/12/2018

www.vinetur.com

Tintos sin madera: 10 vinos de Argentina que hay que probar

Una selección de vinos argentinos para conocer la identidad propia de cada varietal




Pablo Ponce para vinetur.com

Cuando hablamos de "tintos sin madera" automáticamente nos remitimos a vinos jóvenes del año, y más allá que éstos abundan, no siempre es así. Podemos encontrar vinos de años anteriores con un perfecto potencial de guarda y que no hayan pasado por barricas o utilizado algún alternativo de roble durante su elaboración.

Más allá de lo que nos aporta la utilización de madera en la elaboración de vinos, no usarlas nos da otro tipo de aportes. Como por ejemplo conocer la identidad propia de cada varietal puro, descubrir esos descriptores típicos y directos aportados por el fruto, como la mayor frescura y simplicidad en boca entre otros.

Como verán a continuación en la lista de recomendados, existen algunos trabajos dentro del proceso de elaboración de este estilo de vinos que son comunes entre sí, como es la maceración pre fermentativa en frio por un lapso que puede ir desde horas hasta días. ¿Qué significa esto? Que se le baja la temperatura una vez ingresada la uva y colocada en la vasija de fermentación Esto hace que, además de retardar el inicio de la fermentación alcohólica (las levaduras se activan generalmente a partir de los 20°C – 24°C), se potencien aromas y cualidad frescas del varietal.

Ahora sí, comparto con ustedes una selección que tuve la posibilidad de probar hace poco, un recorrido por gran parte de Argentina, vinos de Salta (Cafayate), San Juan (Valle de Calingasta y Valle del Zonda), Neuquén y Rio Negro(Patagonia), y por supuesto Mendoza (Valle de Uco, Maipú y Luján de Cuyo).

1) GRAN LOMO MALBEC 2018

Grata sorpresa para este tinto de apenas un poco más de 100 pesos. Malbec de principio a fin. Con uvas de Maipú (Mendoza), este tinto de las "3 F" (fácil, fresco y frutado) tiene un rico aroma, entrada en boca fácil (se siente un leve dulzor) y final amable, presenta una impecable relación precio calidad. Porque además del vino en sí, hay un buen trabajo estético en la presentación haciéndolo un gran producto.

2) DIVENDRES MALBEC 2016

Malbec proveniente de Luján de Cuyo (espalderos 20 años), de las mejores zonas vitivinícolas para el desarrollo de este varietal. En nariz se destaca mucha fruta fresca roja, de intensidad media en boca lo que lo convierte en un tinto "no cansador" a la hora de tomarlo. Final equilibrado.

3) SAURUS PINOT NOIR 2018

El Pinot Noir como varietal es ideal para iniciarse en el mundo de los tintos. La delgada piel que tiene el racimo da como resultado naturalmente una baja intensidad de color en el vino. En este caso es el típico rojo cereza, estilos de frutos rojos frescos que también se encuentran en nariz, como frutilla y frambuesa. En boca es bien redondo, equilibrado, elegante y fresco. Excelente vino proveniente de San Patricio del Chañar, Neuquén.

4) TRIBU MALBEC 2018

Es interesante por donde se lo mire. Un blend de Malbec de diferentes zonas de Mendoza: Maipú, Tupungato y San Martín. Vino delicado y simple. La combinación de trabajos en su elaboración le aporta una cuota de frescura con la maceración en frío antes de la maceración, e intensidad de frutos rojos un poco más maduros con la termovinificación (40%, el resto vinificación tradicional). De potencia media y rico final, lo que lo convierte en un ideal para iniciarse en el mundo de los tintos. Además por el precio es un gran "amigo del bolsillo".

5) CASIMIRO MALBEC 2018

Vino de autor de Emiliano Lorenzo, un joven enólogo que debuta con este proyecto personal. 100% Malbec del Valle de Calingasta, San Juan. Con una maceración pre fermentativa en frío, luego fermentación alcohólica tradicional y fermentación maloláctica, este vino en nariz ofrece notas florales entremezcladas con las de frutos rojos típicos del varietal. En boca taninos dulzones, redondos y equilibrados. Intensidad intermedia permitiendo no cansar el paladar.

6) MALBEC DEL MERCADO 2018

Este vino de Bodega Santa Julia atrae desde la etiqueta y te convence en la copa o vaso de vino. 100% Malbec proveniente del Valle de Uco. Con maceración pre fermentativa en frío de casi una semana, logra que en nariz se destaque las violetas, ciruelas y moras. En boca súper amable, pero intenso. Equilibrado y de un muy agradable final. Me encantó.

7) XUMEK MALBEC 2018

Un vino sanjuanino de gran potencia proveniente del Valle del Zonda. Con características en nariz que destacan además de los frutos rojos típicos del varietal, como es la violeta (flor) e incluso jarilla (por lo que pude ver en la ficha técnica, esta planta abunda en la finca de donde proviene). En boca se sienten taninos dulces y un suave final que va de mayor a menor. Un Malbec sin madera digno para acompañar un buen asado.

8) ALTOS LAS HORMIGAS CLÁSICO MALBEC 2017

Combinando uvas de Luján de Cuyo, (en su mayoría) y Valle de Uco, se vinifican por separado para luego armar el corte de ambos vinos provenientes de distintas zonas. Este 100% Malbec le hace honor al nombre, un clásico donde podemos encontrar todo lo que el varietal puro nos puede ofrecer: frutos rojos, violetas y apenas unas notas herbáceas en nariz, con una sensación agradable en boca, encontrando un equilibrio entre la entrada con taninos suaves y el tiempo prolongado del sabor que nos queda en el paladar una vez que lo tomamos. Riquísimo.

9) MIRAS JOVEM MERLOT 2017

Este exponente de Rio Negro (Guerrico – General Roca) proviene de viñedos de 1977 y es una excelente oportunidad para demostrar que un vino joven no viene de una vid joven, sino que esto lo define la manera de elaborarse. Un Merlot suave, con aristas de piracinas, fácil al paladar. Con taninos presentes, acidez marcada y un final extenso. Va muy bien con platos condimentados.

10) OLD VINE MALBEC 2017

Un gran vino con todas las letras, proveniente de Cafayate (Salta), Bodega El Esteco nos demuestra que se pueden hacer vinos de alta gama y de guarda sin madera. Con viñedos de 70 años ubicados en la misma zona que la bodega, son cosechados de forma manual en cajas plásticas, luego se les realiza una maceración pre fermentativa en los famosos "huevos" de cemento, donde también hacen la fermentación alcoholica y maloláctica. Se fracciona sin filtrar y permanece en estiva entre 6 y 8 meses. En el vino se destaca un aporte herbáceo característico de la zona, tanto en nariz como en boca, combinado con la tipicidad de fruta roja. Excelente entrada y un final aún mejor. Me encantó.

Para tener en cuenta: la lista está ordenada de forma creciente respecto al precio de cada vino y la descripción corresponde solo a una opinión que comparto con ustedes.

Pablo Ponce
Enólogo egresado de la Facultad Don Bosco y comunicador vitivinícola.

Fuente: https://www.vinetur.com/2018121748976/tintos-sin-madera-10-vinos-de-argentina-que-hay-que-probar.html?fbclid=IwAR2JIJjaJTZQOk2jBm-53I34RC5y9JxGezgXy8I6hdSgmvn3uM7vrxmvsjs


=