29/11/2018

www.losandes.com.ar

Bodegas prevén mayor cosecha y vaticinan baja de precios

Si bien reconocen que es pronto para elaborar un pronóstico, aseguran que se podrían superar los 25,7 millones de quintales del 2018.




Por Gonzalo Villatoro y Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar para Diario Los Andes

La ausencia de heladas y las buenas condiciones climáticas generales de los últimos meses hacen pensar en una cosecha vitivinícola mayor a la del año pasado y, por ende, en una mayor presión de los precios a la baja. Así lo entienden algunos referentes del sector vitivinícola, quienes aseguran que las condiciones están dadas para superar los 25,7 millones de quintales cosechados en 2018.

Esa es la previsión por ejemplo de Eduardo Sancho, presidente de Fecovita, quien ayer en conferencia de prensa confirmó que  “se espera una producción mayor a los 25 millones de quintales del 2018”.

También compartió su opinión Marcelo Belmonte, Director de Viñedos del Grupo Peñaflor. Desde su punto de vista es difícil realizar una estimación de volumen, debido a que las cosechas no están totalmente definidas, pero anticipó que “ante el número de racimos que se ven se puede augurar una buena cosecha, superior a la del año pasado”. 

Según explicó, lo que ocurra dependerá de cómo sea el patrón de madurez. “Hay muchos sectores que están en floración. No se sabe cómo van a cuajar los racimos y cuál será su peso promedio. Hay que esperar un poco más”, aclaró. 

“Si tenemos una madurez un poco más prolongada y la temperatura tiende a ser más baja que la media, eso va a favorecer a una mejor administración y logística de cosecha”, concluyó el Director de Viñedos de Peñaflor.

Otras fuentes, en tanto, proyectaron una cosecha mayor a los 26 millones de quintales. “Podríamos tener un volumen hasta 10% superior al del 2018”, advirtieron.

Poco volumen en el Este

Para Mauro Sosa, Gerente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, es poco factible que la cosecha 2019 supere los 25,7 millones de quintales del 2018. “Es demasiado temprano para aventurar un pronóstico, pero muchos productores aseguran que los brotes son chicos y para la próxima cosecha no se espera una mayor producción”, comentó.

Sosa se refirió además a lo variable que puede ser el volumen de uva del Este. “Hemos tenido cosechas de 4 millones de quintales y otras de 9 millones. Los números son muy variables,  pero no vemos posible que haya récord de cosecha el próximo año”, insistió.

Desde Gobierno aseguraron que el único pronóstico de cosecha válido es el del INV y que habrá que esperar hasta que se conozca para tener una idea acertada del volumen de esta temporada.

El impacto en el precio

El potencial aumento del volumen de cosecha genera preocupación en el sector vitivinícola. Es que al haber mayor oferta y menor demanda (el mercado interno continúa cayendo), resulta inevitablemente la baja de los precios en el mercado de traslado.

“Hay una situación complicada con la caída de precio del vino. El año pasado el litro se pagó a $ 12 y hoy el valor en la Bolsa de Comercio es de $ 10 (tinto genérico), mientras los insumos se duplicaron en dólares y la energía aumentó mucho”, explicó Sancho.

Otro tema que preocupa es el stock o vino remanente con que las bodegas quedarán en su  poder al 1 de junio de 2019, tradicional fecha de liberación de la nueva vendimia. Según datos del INV en el total país, hay siete meses de stock técnico de vinos color y ocho meses de stock técnico de blancos. Esto directamente presiona a la baja los precios de mercado. 

Reclamos sectoriales

En simultáneo, Eduardo Sancho y Carlos Iannizzotto, señalaron que se necesita financiamiento para capital de trabajo, planes de sostenimiento de empleo, medidas para bajar el impacto de la tarifa energética y disminución en la carga impositiva, lo que permitiría aumentar las exportaciones y reducir los niveles de stock.

En tanto, Juan Carlos Pinta, gerente de Bodegas de Argentina, explicó que la situación de financiamiento es muy complicada. “Llevamos varios meses con estas tasas, aún con el dólar controlado, pero las tasas siguen altas”, apuntó.

Piden la emergencia

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, se reunión con el Ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, para pedir la declaración emergencia y desastre agropecuario a nivel nacional, lo que implica beneficios impositivos para los afectados.

“La emergencia que no solo sea para productores, sino también para establecimientos industriales. Ratificamos la necesidad de una ley nacional que atienda a todo este tipo de desastres”, comentó.

Fuente: https://losandes.com.ar/article/view?slug=bodegas-preven-mayor-cosecha-y-vaticinan-baja-de-precios


=