24/10/2018

www.clarin.com

El vino ahora se podrá vender en barril "tirado" como la cerveza

Autorizaron un nuevo modo de fraccionamiento para impulsar el consumo en copas en bares y restaurantes. Así, buscan hacerle frente a la caída de las ventas.




Roxana Badaloni para clarin.com

El vino, bebida nacional, viene desde hace años sufriendo una caída en las ventas y la industria busca alternativas para levantar el consumo. Ahora, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) autorizó el fraccionamiento y venta del vino en barriles de acero inoxidable de hasta 50 litros para competir con la cerveza tirada. “Es la tendencia a nuevas formas de consumo, con envases fáciles de abrir, transportables y que sean refrigerantes”, explicó Sergio Villanueva, gerente del Fondo Vitivínicola.

La resolución 4/2018 del INV fue publicada este lunes en el Boletín Oficial y autoriza el fraccionamiento y venta al público de vino en envases de acero inoxidable, como ya ocurre en otros países. Así el vino podrá despacharse en forma directa en copas en bares y restaurantes, emulando a la cerveza tirada que hoy vive un boom.

Tirada. La cerveza, en una cervecería porteña (Ariel Grinberg)

Tirada. La cerveza, en una cervecería porteña (Ariel Grinberg)

En 2015 el consumo per cápita rondaba los 23 a 25 litros de vino, mientras que en el 2017 se llegó a 21 litros y este año se estima que cerrará en 19 litros. Según la consultora porteña Investigaciones Económicas Sectoriales, en 2017 la cerveza aumentó sus ventas internas un 3,3%.

Sobre el vino en envases de acero inoxidables el organismo que controla a la industria del vino dice: “Este tipo de recipiente permite mantener al vino bajo una atmósfera inerte, evitando alteraciones del mismo y conservando las características físico-químicas y organolépticas del producto original. Para ser servido el vino a partir de estos envases, es necesario un sistema de extracción, con picos, mangueras, conectores, canillas, válvulas, gases y todo otro elemento que posibilite el servicio directo”. Y, apunta: “En otros países del mundo ya se emplea este tipo de servicio, beneficiando fundamentalmente al consumidor y en definitiva a la cadena vitivinícola”.

Carlos Tizio, presidente del INV, contó a Clarín que estuvieron haciendo pruebas con estos envases "a pedido de la industria" y que "va a permitir que haya mayor posibilidad de comercializar en restaurantes, wine bars y bares, e incluso que el consumidor vaya con un envase y se lleve una jarra de vino", como ocurre con los growlers en las cervecerías artesanales.

“El consumidor quiere un producto acorde a los modos de vida actuales. Han aumentado muchos la cantidad de hogares de una sola persona y también el consumo en envases más pequeños”, explica Villanueva. Y comenta que cuando uno quiere beber vino o un espumante y está solo, “seguramente dudará en destapar una botella”.

En los últimos tiempos, también impulsado por los controles de alcoholemia, la modalidad del vino por copa en los restaurantes creció y se expandió la moda de los bares de vinos, en algunos casos con unas nuevas máquinas que permiten conservar una botella abierta hasta tres semanas. Esos aparatos estarían en breve lanzándose también para el uso hogareño, en un formato para dos botellas. Y varias bodegas están explorando los bag in box, unas cajas que contienen vino envasado al vacío y también se conservan por varias semanas. 

Dispensers de vino, en el wine bar Vico (Silvana Boemo)

Dispensers de vino, en el wine bar Vico (Silvana Boemo)

Este nuevo formato de venta en barriles de acero se estima que podrá dar también al vino en lata, como las gaseosas y cervezas, que fue autorizado desde 2006 por la ANMAT, pero no atrajo a las bodegas. Una excepción fue la de una empresa llamada Iron Wine, que logró exportar sus latas a 20 países. Sin embargo, recién este año, con la mayor venta de vino en lata en Estados Unidos y la cantidad de bodegas internacionales que en la última feria mundial ProWine en China promovieron este envase, existe mayor interés de la vitivinicultura argentina por incorporarlo.

La duda es si la elite del vino rechazará el uso de la lata. “El consumidor cambia. Los vinos en tetra (envase de cartón) son considerados premium en el mundo y en Argentina le hemos puesto tanto perjuicio que aunque representa el 45% del consumo de vino, la gente tiene vergüenza de reconocerlo”, dice Villanueva. 

La industria celebra estos nuevos envases. “Es una excelente iniciativa para promover la innovación en nuestro sector y la llegada al consumidor que siempre busca experiencias distintas”, dice Francisco do Pico, director de Relaciones Institucionales del Grupo Peñaflor. Y agrega: “Esta novedad no sólo habilita a las empresas a vender vino en latas de consumo personal, sino que permite recipientes de hasta 50 litros, para que ese pueda servir vino por copa, lo que ayudará a crecer en la categoría de restaurantes, bares, ferias, hoteles y discotecas”.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/vino-ahora-podra-vender-barril-tirado-cerveza_0_ejTT-H50N.html


=