26/09/2018

2do Congreso de Emprendedores

Un invento que llegó "para mecanizar" la vitivinicultura mendocina

A Sergio Garbi lo inspiró su madre quien, según contó, "fue parte del reinado de la vendimia hace muchos años". Esta anécdota le regaló algo más que un recuerdo, le dio una idea única en Mendoza, el país y el mundo: inventó una plataforma de cosecha asistida que le ahorra a los trabajadores de la viña tiempo y, sobre todo, esfuerzo.




Los mendocinos y mendocinas son conscientes del arduo trabajo de los cosechadores en las viñas. De sol a sol, cortan la uva con la que más tarde se elaborará el vino, bebida que representa a la provincia y a la Argentina en el mundo. Durante horas, los trabajadores cortan la fruta, cargan 20 kilos en los hombres una y otra vez hasta terminar su jornada. Exhaustiva labor si las hay.

Atento a esto, Garbi desarrolló esta idea y se la comentó a quien hoy es su socio, Daniel Gentile, y juntos se embarcaron hace más de 5 años en la aventura de emprender. "Siempre el cosechador, fundamental en el nacimiento del mejor vino, fue un trabajador que no tuvo elementos, solamente el tacho para llevar la uva. Así, cargan 20 kilos de uva al hombro y durante todo el día llevan más de 2 mil kilos, corre o camina más de 15 kilómetros, sube más de 700 escalones por día. Entonces dije: no puede ser. Se me ocurrió y después de mucho ensayo, le conté la historia a mi socio y desarrollamos estos equipo, uno para parral y otro para espaldero", contó Sergio.

En cuanto a su funcionamiento, Garbi explicó que se trata de una plataforma que traslada a cuatro personas por lo que lo único que harían sería solamente cosechar. "Antes de este invento, los cosechadores perdían el 60% del día caminando o corriendo y subiendo escaleras. Ahora, cosecharían, es decir, cortarían la mejor uva sin esfuerzo. No sólo hombres, sino que también podrían trabajar mujeres y personas con alguna discapacidad entonces también sirve como herramienta de trabajo e inclusión. Estamos mecanizando la vitivinicultura".

Esta plataforma, ahorra tiempo y esfuerzo. Trabajando de la forma tradicional, cuatro personas pueden cosechar poco más de 2 hectáreas por día con un esfuerzo tremendo y exhaustivo. Utilizando la creación de Garbi, se pueden levantar entre 5 y 6 hectáreas en un día. La idea- que ya es utilizada por varios mendocinos, recibió el premio a mejor invento del interior del país, de la revista Chacras y el premio a mejor invento de promoción mendocina, otorgado por el Instituto de Estudios Avanzados en Ingeniería y Tecnología (IDIT).

Fuente: http://www.sitioandino.com.ar/n/276338-un-invento-que-llego-para-mecanizar-la-vitivinicultura-mendocina/


=