11/09/2018

Víctor Barroso - Ingeniero agrónomo - Vivero San Nicolás

"Somos optimistas de que 2019 va a ser bueno para las bodegas"

Es ingeniero agrónomo y viverista. Hace 12 años fundó el Vivero San Nicolás, dedicado exclusivamente a la producción de plantas de vid.




Aunque en esta temporada vendieron 30% por debajo de lo que habían estimado, ya que a partir de mayo, con la suba del dólar, los inversores se retrajeron, Víctor Barroso espera que en la próxima haya una marcada mejoría, asociada a la exportación.

Por eso, sostuvo la producción de plantas de vid en el Vivero San Nicolás y además, sumó tecnología para poder responder a esa futura demanda.

El ingeniero agrónomo comentó que están apostando a incrementar el número de plantas injertadas y que la variedad ancellotta se ha puesto de moda y tiene mucho potencial. 

-¿Cómo ha sido esta temporada para el vivero?

-Nosotros dependemos mucho de cómo le va a la bodega y a los productores. Este año es complicado para todos, porque hay mucha incertidumbre y los inversores ante estos casos deciden no invertir y esperar a ver qué pasa. Estamos casi terminando la etapa de pedidos y empezando con las entregas. Y no hemos llegado a los objetivos de este año. Esperábamos un 30% más de ventas. Veníamos vendiendo muy bien hasta mayo y cuando estalló el dólar varios inversores decidieron pasar las inversiones para el año que viene. Lo que me parece lógico. 

Pero somos optimistas y creemos que el año próximo se van a abrir nuevas oportunidades para las bodegas que exporten. Nosotros seguimos invirtiendo para poder abastecer a todos nuestros clientes el año que viene. 

-¿Cuáles son sus expectativas para 2019?

-Lo he comparado con otras crisis que ha habido y hay que ver cómo se comporta la economía, cómo viene la inflación detrás, pero con la devaluación es muy conveniente exportar. La industria vitivinícola va a poder ubicar nuevamente sus productos en el mercado internacional porque Argentina vuelve a ser competitiva desde el punto de vista de la diferencia del dólar. 

Demora tiempo volver a posicionarse afuera pero eso va a disminuir el sobre stock que hay en el mercado interno en este momento, se va a acomodar el precio de la uva, al productor le van a pagar mejor y toda la cadena productiva se va a empezar a mover. Y cuando la producción es rentable, los productores se animan a invertir. Nosotros hemos apostado a mantener la nuestra, para que, si esto pasa, podamos abastecer esa demanda.

-¿Qué inversiones han realizado ustedes?

-Hemos mantenido la producción de 5 millones de plantas anuales y hemos invertido en tecnología europea. Ahora compramos un tractor nuevo que viene con GPS y máquinas para la implantación y cosecha de las plantas de modo automático. También hemos empezado a producir más cantidad de plantas injertadas, de las que hay una demanda cada vez mayor, porque es una planta en la que se injertan dos especies diferentes y en la parte de las raíces se usan vides americanas, que tienen más tolerancia a la salinidad y a condiciones adversas del suelo. 

Como en Mendoza los suelos están contaminados, la tendencia es que se usen más estas plantas. Pero son complicadas para hacer en la provincia, por el clima que tenemos. En otros países se cultivan al lado del mar, con mayor humedad. Acá lo tenemos que hacer de manera artificial, con aspersión y tecnología. La injertación se hace con máquinas. Hemos invertido fuerte para poder producir más plantas injertadas para el mercado nacional, ya que hoy tenemos muy poco disponibilidad, pero en un par de años creo que vamos a ser el vivero que más produzca en Argentina.

-¿Ha habido un cambio en los últimos años en las variedades elegidas?

-Hoy muchos han vuelto a pedir tintas productivas como syrah, tempranillo y bonarda. Se ha puesto de moda la variedad ancellotta, que tiene muy buen color, sirve para hacer cortes y también se puede hacer varietal. Es una variedad que, a nuestro entender, tiene mucho potencial. En blancas también hay variedades que se están volviendo a plantar porque se arrancó mucho y hay escasez de chardonnay y sauvignon blanc.

Fuente: Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.arpara Los Andes - https://losandes.com.ar/article/view?slug=victor-barroso-somos-optimistas-de-que-2019-va-a-ser-bueno-para-las-bodegas-2



=

Perfil

Víctor Barroso (36) es ingeniero agrónomo y hace 12 años fundó con Fernando López, un compañero de la facultad, el Vivero San Nicolás, dedicado exclusivamente a la producción de plantas de vid.

La empresa cuenta con dos viveros, uno en Junín y otro en Montecaseros, donde cultivan los 5 millones de vides que venden anualmente, lo que la convierte en la firma con mayor producción en el país.

=