25/07/2018

Alejandro Vigil

"Las economías regionales tienen que ver no solo con el dólar sino con trabajar en conjunto"

El wine maker mendocino, posicionó con una calificación de 100 puntos ados vinos de Mendoza en lo máximo del ranking de la prestigiosa revista Wine Advocate, que ubica dos vinos argentinos en la cima del ranking más importante del mundo, Aleanna Gran Enemigo Gualtallary Single Vineyard 2013 y Catena Zapata Adrianna Vineyard River Stones 2016.




Alejandro Vigil es una cara mas que conocida para los mendocinos y muchos argentinos en general, uno de los verdaderos íconos de la nueva vitivinicultura argentina. Enólogo jefe de la Bodega Catena Zapata y copropietario de la Bodega Aleanna, Vigil, es el responsable de dos de los mejores vinos argentinos en el exterior de este último reporte de vinos argentinos elaborado por la revista de el reconocido crítico estadounidense Robert Parker, Wine Advocate. La entrevista exclusiva de Revista Entorno Económico.

¿Qué  significan estas dos puntuaciones perfectas de Wine Advocate para tus vinos ? ¿Cuál es la medida que le das?
Siempre hay  que pensar que es la opinión  de una persona, en este caso un crítico. La verdad es que la perfección no la conozco, lo importantes  es que nos ha otorgado a la región un prestigio y nos pone en un lugar de visión mundial y fundamentalmente ha prestigiado, en este caso,   un viñedo, que es el viñedo Adrianna, único verdaderamente,  donde la conjunción del clima, la temperatura, la altitud justa y  la insolación permiten  obtener vinos muy especiales.

¿Por qué crees que, más allá de obtener estos puntajes, son vinos que destacan por sobre otros?
Me parece que justamente ahí está la respuesta, lo que se destaca es que viene de un viñedo muy particular que es una apuesta de Nicolás Catena y su familia desde 1992, en un lugar  que no estaba cultivado y buscando una zona fría, algo que no teníamos  hasta el momento. Ellos se arriesgaron y plantaron.

¿Estos vinos, tienen algun comun denominador entre ellos?
El común denominador entre ellos es el viñedo, sin lugar a duda.

¿Además de Vigil, quienes aportaron a estos vinos? ¿Cuál es el equipo que aporta para llegar a estos productos?
Primero  la familia Catena que plantó el viñedo, segundo una innumerable cantidad de gente que  ha apostado a esta empresa y su viñedo Adrianna que  es una lista larguísima. No me quiero olvidar de gente, con lo cual  todo el equipo de enología, el de viticultura y el de comercio exterior encabezado por Cecilia Razquin, también el Ceo de la empresa con su apoyo permanente,  Gastón Perez Izquierdo, e jefe de viticultura Luis Reginatto y todo el equipo, incluida Belén Iacono que está a cargo del viñedo. Hay muchísima gente detrás de este equipo. Esto tiene que ver con toda la empresa.

¿La puntuación en general que hace la Wine Advocate está marcando un rumbo a seguir para Argentina y sus vinos, de acuerdo al gusto internacional?
Wine Advocate tiene que ver con algo más de dar un camino internacional a seguir. Yo creo que en este reporte sobre todo ha denotado una gran diversidad de vinos y de zonas y tiene que ver con el proyecto que encaramos hace 20 años de distinguir las zonas por sobre cualquier otra cosas, inclusive sobre el varietal. Acá está muy bien interpretado porque los dos vinos son del mismo lugar pero son distintos varietales, lo cual marca ese reflejo y trasparencia  que tenemos no solo en Catena sino en varias de las empresas en donde se está trabajando con este concepto.

Cambiando de tema, estás haciendo buenas acciones para acercar el vino a la gente, con tus nuevas propuestas de ferias, pero también estas muy fuerte con el tema cerveza. ¿Estas apostando fuertemente al turismo y la gastronomía definitivamente?
Si, a través de mi familia hemos arrancado desde hace ya un tiempo con un restaurante de bodega en Casa Vigil, donde María Sance, mi esposa, está a cargo de la idea general y de consolidar un proyecto y donde funciona Bodega  Aleanna, que es la bodega de “El Enemigo”, el proyecto que tengo con Adrianna Catena,  la hija menor de Nicolás. Hemos armado un verdadero  concepto de enoturismo.
Luego arrancamos con el proyecto de cerveza, con mi hemano, mi esposa también y Marcos Balacco, mi socio en este tema, pero apuntando a cervezas especiales donde utilizamos  mostos de distintos varietales y ahora ya estamos pensando en mostos de distintas regiones para la segunda fermentación de la cerveza en botella. Por otro lado tenemos una vinoteca de pequeños productores  con un restaurante en Palmares. De a poco hemos abierto también un concepto  de patio malbequero en Vistalba. Pero,  la idea principal es acercar cada vez más a la gente al vino y mostrarle a los que nos visitan que tenemos muchas posibilidades para disfrutar de Mendoza.

¿Cómo ves la realidad económica del país siendo un empresario que apuesta a exportar pero también al mercado interno?
La apuesta mayor que  tengo como empresario es el mercado interno, tenemos la idea de vender vinos  de nuestros productores directamente y que el dinero quede en nuestra provincia. Entonces apostamos fuertemente al mercado interno. Estamos  en una coyuntura obviamente no muy buena y complicada, seguimos,  a pesar del dólar como está,  sin ser competitivo, porque la competitividad ajustada a todos los términos no tiene que ver solamente con el dólar, sino con muchísimas otras medidas. Creo que estamos recién comenzando  un camino larguísimo para entender que las economías regionales tienen que ver no solo con el dólar sino con otras acciones que hay que tomar y sobre todo trabajar en conjunto en la disminución de costos, aumento de márgenes y reinversión.

Por Sebastián Pérez Dacuña / https://www.vinetur.com/2018071847795/como-te-gusta-el-vino.html


=