17/07/2018

www.iprofesional.com

Filosos y bien frescos, así es el perfil de los nuevos vinos blancos que están de moda en la Argentina

Si hubiese una pulseada entre la acidez y la dulzura, la primera se impondría con comodidad en una batalla de tendencias. Cinco vinos para no perderse. Nota de Vinos & Bodegas.




Por Juan Diego Wasilevsky para Vinos& Bodegas

Los Chardonnay maduros, con madera y bien tropicales están en retirada. Si bien defendemos este estilo, porque la diversidad es muy saludable, la realidad es que en los últimos años comenzó a imponerse otro perfil de vinos blancos, especialmente de la mano de enólogos o bodegueros inquietos. 

Así, a contramano de las clásicas notas de caramelo y vainilla y de la canasta de frutas bien maduras, la tendencia va por el lado de la frescura.

Como si le estuviesen sacando filo a un cuchillo, los creadores de vinos ahora apuestan por alumbrar ejemplares más vibrantes e, incluso, mordientes. 

No es un estilo que necesariamente vaya a volverse ultra masivo. Al fin y al cabo, en un país donde las gaseosas registran el mayor consumo per cápita a nivel mundial, el dulzor de la fruta madura y de la barrica seguirá siendo –por un largo rato posiblemente- una zona de confort para un porcentaje importante de consumidores. 

Pero la tendencia está y es cada vez más visible y celebrada, tanto por críticos como por sommeliers y, por qué no, amantes del vino que genuinamente ya estaban un poco aburridos de los vinos sucrosos y empalagosos. 

Dicha tendencia, no casualmente, también está emparentada con una búsqueda semejante que se da en el terreno de la gastronomía: en las cocinas, los chefs están cada vez más enfocados en darle un giro fresco y filoso a los platos, para imprimirle ese espíritu vibrante. 

Casa Yagüe Chardonnay 2017 – Bodega Casa Yagüe – Precio sugerido: $600 

Es una de los emprendimientos de la nueva vitivinicultura patagónica. A partir de dos hectáreas de viñedos, emplazados en el valle de Trevelin, a 12 kilómetros de la frontera con Chile y a pasos del río Futaleufú, en Chubut, alumbran un Chardonnay que habla el idioma de la frescura. Y esa frescura se percibe bien natural, nada forzada. En nariz premia con mucha fruta blanca y un dejo cítrico, mientras que en boca es bien filoso, de a ratos mordiente. Lo equilibran sus aromas frutados y cierto peso y recorrido en el paladar, que evita que sea demasiado chispeante y fugaz. Permanece un largo rato con más de sus frutas blancas y sus toques cítricos. Un buen exponente para ver qué hay de nuevo en el universo de los Chardonnay y, de paso, conocer un terroir que promete mucho. 

Costa & Pampa Albariño 2017 – Bodega Costa & Pampa – Precio sugerido: $450 

En Chapadmalal, a pasitos del mar, Bodegas  Trapiche sigue consolidando este interesante proyecto, que acaba de presentar dos novedades: un Pinot Grigio y este Albariño, que entrega una paleta fresca y grácil, con fruta blanca de carozo, nada madura, y toques florales, que recuerdan al jazmín. Al paladar presenta paso ultra seco, con algo de volumen. Se destaca, por sobre todas las cosas, su acidez filosa, que lo corta y le imprime un final estridente, que irá in crescendo.

E's Vino Virgin Soils Semillón 2017 – Bodega E's Vino – Precio sugerido: $420 

De la mano del enólogo Matías Michelini, Eugenia Luka, hija del fundador de la reconocida bodega Finca Sophenia, decidió encarar un proyecto personal, que hable de sus gustos. Fanática confesa de los blancos, arrancó esta aventura con este Semillón, que está en pleno revival. De partida limitada, este vino proviene de El Peral, en Tupungato. En nariz es expresivo, con notas de fruta blanca, cítricos y, cuando gana algo de temperatura, se percibe un dejo muy, muy lejano a miel. Una vez en boca, es un vino fácil de comprender: se percibe su tensión, su avance filoso y su pulso vibrante, que lo vuelve un acompañante ideal para un buen ceviche. 

Piedra Negra Pinot Gris Reserva 2017 – Bodega Piedra Negra – Precio sugerido: $310 

Su Pinot Gris en versión rosado es uno de los que marcó tendencia en el mercado, de la mano de su color delicado y apagado. Y ahora que hay un auge por los blancos de alta gama, la bodega decidió lanzar su línea reserva. Se trata de un vino austero, con una paleta suave pero definida por sus frutas blancas, sus toques cítricos y cierta atmósfera herbácea. En boca entra dejando un aroma que recuerda al romero. Es un vino definitivamente fresco, pero no hay una acidez extrema. Tiene el pulso acompasado que suele mostrar esta variedad, con un balance entre una muy buena agilidad y cierto volumen, seguramente aportado por su levísimo paso por barrica. Su color, diáfano y traslúcido, merece un comentario aparte. 

Famiglia Bianchi Viognier 2016 – Bodegas Bianchi – Precio sugerido: $326

Se trata de un vino que marca un punto de inflexión en la historia de la bodega, dado que es la primera etiqueta procedente del Valle de Uco. Este Viognier que se apoya en la sobriedad propia de la variedad, con notas de fruta de carozo apenas madura, toques florales y una barrica que aporta dejos sutiles a vainilla. En boca es un vino de paso bastante seco y ágil. Es un ejemplar con una buena acidez que le da cierta estridencia y presencia en boca, a contramano de los Viognier que, ya más maduros, entregan menos frescura, evidenciando el estilo de la zona de Vista Flores y también la mano del enólogo y del ingeniero agrónomo.

Por Juan Diego Wasilevsky - Editor Vinos & Bodegas iProfesional.com



=