18/04/2018

www.planetajoy.com/

5 facts del Malbec para celebrar su día

Para seguir celebrando el "Día del Malbec" te contamos cinco cosas de la cepa que puso a la Argentina en el mapa vitivinícola mundial.




Ningún país del mundo tiene tanto Malbec como Argentina, ni tampoco tan bueno. Es que esta cepa francesa se adaptó al suelo local de una manera única y logró dar vinos que conquistaron paladares en todo el globo; tal es así que hoy más de la mitad de las etiquetas que se exportan son varietal Malbec.

Compartimos algunos datos curiosos de nuestra cepa insignia:

*El Malbec se conoce desde la época del imperio romano, pero llegó a la Argentina en 1853, cuando se cultivó por primera vez y se la empezó a conocer como “la uva francesa”. Lo hizo de la mano del agrónomo francés Miguel Amado Pouget, quien recaló en Mendoza por iniciativa de Domingo Faustino Sarmiento.
Gracias a su sugerencia, el gobernador mendocino, Pedro Pascual Segura lo colocó al frente de la Quinta Agronómica de esa provincia, cuya función era estudiar la adaptabilidad de diferentes cepas al suelo local. 

*Unos años después, alrededor de 1863, el Malbec desaparece de su país de origen como consecuencia de la epidemia filoxérica que devastó los viñedos de toda Europa.

*Argentina posee Malbec en todas las provincias vinícolas, desde Salta hasta la Patagonia. La mayor concentración se da en Mendoza, donde el 86% de los cultivos corresponden a esta cepa. En cada lugar su expresión es diferente.

*Una de las características del Malbec es su versatilidad, se adapta bien a diferentes estilos e incluso tipos de vinos, desde tintos clásicos hasta rosados, espumosos y vinos dulces.

*A la hora del maridaje, la gran oferta de Malbecs hace que haya muchas opciones. El chef Lucas Bustos, experto en cocina cordillerana y al mando del restaurant Espacio Trapiche, recomienda alternativas para cada perfil: “Si hablamos de un rosado super fresco, de estilo europeo, es ideal para una ensalada de verano que lleve salmón curado, hierbas frescas, gajos de pomelo, así se potencia esa frescura”, señala.
Cuando se trata de Malbec jóvenes, “con perfiles a frutas rojas frescas, podemos pensar en una pasta ligera con una salsa de tomate liviana. Y si es con quesos, el brie”, indica. Ya si se busca estructura, habrá que apuntar a un Malbec con paso por barrica; en ese caso si “se puede pensar en pensar en cocciones más largas, como carnes asadas a la parrilla, y en vegetales más complejos, como una berenjena, o cebollas asadas que se vuelven dulces y tienen los taninos redondos del Malbec”, sugiere el experto.


Fuente: https://www.planetajoy.com/?5_facts_del_Malbec_para_celebrar_su_d%EDa&page=ampliada&id=10188


=