09/04/2018

www.losandes.com.ar

Luego de seis meses, las exportaciones de vino se recuperan

En febrero, los envíos de fraccionado aumentaron 11% frente a igual mes de 2017.




El mercado exportador de a poco va mostrando signos de recuperación, luego de seis meses de caída y de un año (2017) que terminó con una baja superior al 13 por ciento en volumen.

Según los datos de febrero del Instituto Nacional de Vitivinicultura, comparados con el mismo mes del año anterior, las exportaciones de vinos fraccionados crecieron más de 11% y el mosto dio un fuerte salto de casi el 70%. 

Así es que los datos de comercialización de vinos y mostos elaborado por el INV para febrero de 2018 muestran datos alentadores para la industria. Cabe indicar que durante 2017 las exportaciones cayeron en valor 1,12%, mientras que en volumen la baja fue de 13,12%.

También, al comparar el mes de enero de este año con el primer mes de 2017 los envíos mostraron un sendero negativo con una baja en lo que respecta a vinos fraccionados de 6,8%, el granel cayó 59% y el mosto subió 23%. 

Detrás del primer mes de 2018, también tuvieron caídas de fraccionado al mercado externo los meses de diciembre (-12%), noviembre (-3%), octubre (-7,2%), setiembre (-15,3) y agosto (-5,3). 

Optimismo empresario

Según las Cámaras y bodegueros de la provincia, las exportaciones de vino durante este año podrían mostrar signos de recuperación y continuar la tendencia en volumen y valor de febrero. 

Alejandro Vigil, enólogo de Catena Zapata y propietario de El Enemigo, mencionó que, más allá de lo que pasó durante el segundo mes de 2018, “el análisis hay que hacerlo hacia atrás y tomando un semestre completo. Todavía estamos muy lejos de decir que finalmente nos hemos recuperado y ahora todo es positivo. Todavía las bodegas debemos afrontar grandes inconvenientes para continuar creciendo en los principales destinos del vino argentino”. 

No obstante, Vigil señaló: “Al analizar el total de los envíos, los principales productos afectados durante el último tiempo han sido por un lado el mosto, que se vio perjudicado por la caída de precios internacionales, y el granel, que a consecuencia de las malas cosechas (2016 y 2017) no hemos tenido vino para exportar”. 

“Por lo tanto -continuó el enólogo-, si recuperamos stock, las exportaciones este año volverán a subir, tanto a granel como el fraccionado. Mientras que el mosto también tendrá un buen año, por los valores que se están dando en el mercado externo”. 

Más allá de este panorama planteado, el cual es alentador por diversos motivos, como es la recuperación de stock a causa de una vendimia que viene más cargada y por la recuperación de precios internacionales, Vigil aclaró que para continuar con números en verde es necesario que se baje el costo interno, “que hoy termina diluyendo cualquier posibilidad de recuperación".

"El ritmo inflacionario sigue siendo alto, al igual que los costos, y todos estos incrementos no pueden trasladarse al vino de exportación ya que estamos compitiendo con productores que no tienen subas en sus costos internos”.

Rafael Squassini, propietario de la bodega Dante Robino, coincidió con el panorama planteado por su colega y sumó que "en los últimos años, sobre todo 2016 y 2017, a la Argentina le ha costado ubicarse, mantenerse o crecer en el mercado externo. Los motivos son los conocidos, como es el caso de las tarifas, logística, etc., sumado a un tipo de cambio atrasado y dos vendimias magras que provocaron que el valor del vino sea elevado". 

Más allá del panorama general, Squassini dijo que en su caso particular, la bodega está viviendo un verano. "Realizamos un cambio de estrategia, incorporando nuevos importadores en Estados Unidos y Brasil, y cambiamos nuestro mix entre espumante y vino, posicionándonos hoy como primera bodega exportadora de espumantes", remarcó el empresario. 

Con respecto a cómo será el año, el directivo de Dante Robino señaló que Argentina está frente a un panorama más claro y tranquilo. No obstante, dijo: “Para continuar por este camino debe haber estabilidad. El mercado externo es construcción paso a paso, por lo tanto se necesita tiempo para ganar espacio y mantenerse”. 

Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina y propietario de la bodega homónima, también fue optimista en cuanto a la perspectiva del mercado externo. Con respecto a los envíos dijo que esto está dado por una leve mejoría del tipo de cambio y también por la recuperación que han tenido los principales mercados de Argentina, como es el caso de Estados Unidos, Reino Unido y Brasil. Sobre este último Bressia contó que “su economía mejora más rápidamente de lo previsto y las compras se han acrecentado”. 

“En cuanto al Reino Unido pasa algo similar y luego de varios años de amesetamiento, las compras y el consumo están repuntando”, agregó el empresario y directivo de la Cámara. 

De hecho, Bressia agregó que frente a estos diversos factores, Argentina está siendo más competitiva y ha logrado posicionarse en un rango de precios rentable, como es el de 9,99 dólares a 14,99 dólares precio de venta al público. 

Envíos en alza

Durante febrero se enviaron al mercado externo casi 123 mil hectolitros, de los cuales el 89% salió al exterior fraccionado y el 11% restante a granel.

En base a estos números, las exportaciones de vino fraccionado mostraron un repunte del 11,5%, comparando febrero de 2018 contra el mismo mes del año anterior.

Mientras que en el acumulado de lo que va de 2018 (enero-febrero) las exportaciones crecieron 0,9%.

No obstante, más allá de esto, en lo que respecta a mercado externo cae la botella (-3%) y el tetra muestra un extraordinario repunte del 87%.

La recuperación en los fraccionados, como vemos, se da por envases alternativos.

Un dato más que interesante lo aporta la exportación de jugo concentrado de uva, que en febrero tuvo un repunte de 69,6%, comparando el desempeño con el mismo mes del año anterior, y en el acumulado enero-febrero de este año el crecimiento fue de 42,3%.

En este sentido, a- diferencia del fraccionado, el mosto llevaba más de 12 meses de caída, ya que durante todo 2017 los envíos de este producto siempre estuvieron en rojo. 

Así es que, según datos del INV, el mosto cayó en diciembre (-37,3%), noviembre (-11,4), octubre (-9,8%), setiembre (-35,6%), agosto (-47,6%), julio (-3,6%), junio, mayo (-47,8%), abril (-53,1%), marzo (-47,2), febrero (-58,4) y enero (-45,6%). 

Por su parte, las exportaciones de vino a granel en el acumulado de 2018 muestran datos rojos, con una abrupta caída de 38%

Fuente: Por Laura Saieg - lsaieg@losandes.com.ar - http://losandes.com.ar/article/view?slug=luego-de-seis-meses-las-exportaciones-de-vino-se-recuperan


=