08/02/2018

Los exportadores de vino a Estados Unidos se beneficiarán por una disminución de impuestos

A partir del 1 de enero de 2018, entró en vigencia una reducción drástica de los impuestos indirectos en Estados Unidos.




Para los vinos "artesanales" (según la definición del volumen de producción), los licores y la cerveza reducen los impuestos en Estados Unidos. Esta es la primera vez en 80 años que el gobierno de los Estados Unidos ha reducido los impuestos al vino, y puede tener un efecto muy fuerte en el mercado del vino, incluso para los productores de vinos fuera de los Estados Unidos.

Las importaciones de vino podrían ser mucho más atractivas para todo el sistema de tres niveles, porque la nueva ley libera efectivamente el margen y permite que las marcas importadas compitan mejor con los productos nacionales.

Lo que aún no está claro
Hay muchas cosas indefinidas aún y la TTB (Oficina de Impuestos y Comercio de Alcohol y Tabaco) está trabajando en el desarrollo de directrices. No hay claridad sobre cuándo o cómo se contabilizará el crédito. De hecho, el Servicio de Aduanas también está esperando la orientación del TTB. Tampoco está claro cómo la TTB rastreará las cuotas de producción de los exportadores y cómo definirá "los primeros XXX" galones cuando una bodega o destilería determinada pueda estar produciendo productos para múltiples importadores.

Consejos para productores
Los productores necesitan comenzar a hablar con sus importadores para saber cómo manejarán el cambio. Y más importante aún, cómo asignar los ahorros. Es poco probable que las reducciones se reflejen en los precios minoristas, pero podrían redirigirse al soporte de marca en el mercado. Será importante que cada proveedor agudice sus habilidades de negociación para lograr que se destine el dinero a respaldar la marca como las degustaciones en la tienda y otras promociones.

Algunas consideraciones
1.    No es una reducción de impuestos, per se, más bien es un crédito fiscal;
2.    El crédito se asigna a la entidad que paga el impuesto especial. Entonces, en el caso de una marca exportada, ese sería el importador, no el proveedor / bodega / destilería;
3.    La ley es solo por dos años y vence el 31 de diciembre de 2019;
4.    El crédito está escalonado según los cuadros que se muestran a continuación;
5.    Los vinos tranquilos que no contengan más del 16% de alcohol por volumen serán gravados a una tasa de $ 1,07 por galón de vino; anteriormente, los vinos con un 16% de alcohol estaban gravados a $ 1,57 por galón de vino. Esta es una ventaja para los productores de Amarone y otros productos con alto contenido de alcohol; y
6.    El crédito se aplica al vino espumoso también.
Los cuadros a continuación, cortesía de MHW Ltd., ilustran el ahorro potencial, dependiendo del volumen. Basta decir que esta es una gran reducción en todos los ámbitos.




=