20/12/2017

www.facebook.com/cazavino/

Consejos para evitar el dolor de cabeza post fiestas.

La historia se repite: boca seca, algo de desorientación, bastante sed y una jaqueca horrible. Juraste tomar menos que el año pasado. De seguro fue así. Da igual. La resaca, no perdona. En ésta nota voy a contarte porqué ciertos vinos dulces y espumosos nos traen dolor de cabeza y qué hay que hacer para evitar esa horrible sensación post fiestas.




Por Sebastián Casabé

Comienza la cuenta regresiva. Termina el año con todo lo que eso conlleva: balances, promesas de cambio y agradecimiento por todo lo vivido. Faltan segundos para la medianoche y vemos al tío que, lentamente, comienza a girar ese pequeño alambre que recubre cualquier botella de espumoso. Luego de besos y abrazos varios se escuchan los primeros “PLOP” de la noche.

Corchos vuelan por los aires y nosotros rezamos por terminar mejor que el año pasado. Ahora bien ¿Por qué ciertos bebidas nos traen jaqueca? Primeramente debemos aclarar que, por más “Premium” que sea lo que estamos tomando, cualquier exceso nos va a traer problemas al día siguiente.

Por otro lado, ciertos vinos dulces o espumosos (que mucha gente elije por sentir que son mas “fáciles” de tomar que las bebidas secas) tiene una dosis mayor de un compuesto llamado anhídrido sulfuroso. Éste compuesto es utilizado para proteger a la bebida de oxidaciones y para que el azúcar que contiene no re-fermente nuevamente en botella. ¿Cómo evitar entonces la resaca? Evitando la deshidratación provocada por el alcohol. La regla es simple: por cada copa de alcohol, un vaso de agua. Esto es fundamental. Por otro lado, a la hora de elegir ciertas bebidas para el festejo, háganlo sabiendo que cuanto más secos, mejor. Espumosos que llevan en su etiqueta la palabra “Brut Nature” o “Nature” son la mejor opción. Si se decide por comprar vinos o burbujas dulces, éstos deben ser de primera calidad. Lo que nos ahorramos lo pagamos al día siguiente.

Fuente:https://www.facebook.com/cazavino/


=