22/11/2017

losandes.com.ar/

Preocupación por el impuesto al espumante

Empresarios vitivinícolas se refirieron a la necesidad de que el Gobierno Nacional derogue la ley que aplica una alícuota del 12 por ciento.




Por María Soledad Gonzalez - sgonzalez@losandes.com.ar

"Terminamos un año complejo". Así definió Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina, la situación que atraviesa el sector vitivinícola.

Es que a menos de 40 días para que termine el año, el titular de la entidad que nuclea a más de 200 bodegas y varios referentes de peso de la industria, mostró cierta preocupación ante el impuesto a los espumantes que hoy sigue vigente y quedará pendiente su definición hasta fin de año.

Ayer durante el festejo de cierre de año de la entidad, que se llevó a cabo en Casa Senetiner en la Ciudad de Buenos Aires, los industriales mapearon el año de la vitivinicultura y sostuvieron que entre la caída del consumo en el mercado interno, la falta de competitividad en los destinos externos, el impuesto al vino que se presentó como parte de la reforma tributaria y la prohibición de la publicidad en CABA, la situación ha sido bastante turbulenta.

 

“Vamos a trabajar para conseguir que se saque al espumante de la reforma tributaria en el Congreso” - Walter Bressia
De Bodegas de Argentina.

 

Bressia, durante su alocución, reclamó un "país normal" y agregó: "Hoy no tenemos competitividad en el exterior, pero hemos podido consolidar posiciones y esto nos ha permitido que el mercado argentino no nos dé de baja directamente de las listas, es decir, no nos saquen de las góndolas como ha sucedido en otros casos".

Sobre los desafíos estimó que "en el mercado interno hay que sostener los 20 litros per cápita de consumo"; sobre el mercado externo indicó que "el crecimiento del sector se dará sólo por ese lado. Hoy Argentina exporta menos del 3% del vino que se comercializa en el mundo".

Para el titular de Bodegas de Argentina es "muy importante concretar el Acuerdo Mercosur - Unión Europea y otros acuerdos para abrirnos al mundo".

El tema del día 

El ingreso de la reforma tributaria con el impuesto a los espumantes sigue generando preocupación en el sector, y fue el tema excluyente entre quienes llegaron al festejo. Si bien esperan que la promesa realizada por Macri a Cornejo se haga efectiva mediante un decreto de exención, lo cierto es que el temor persiste. 

"Separar al espumante del vino es un error. Haberlo dejado como estaba ha sido un primer paso pero hay que insistir en el decreto para que se vaya exceptuando", dijo Alberto Arizu, director de Luigi Bosca y Wofa. Agregó: "Para nosotros es una molestia, porque es un horizonte muy corto y eso siempre nos tiene pendiendo de un hilo. Al espumante van gran parte de los vinos blancos y es un error considerar al espumante un producto suntuario".

 

“Separar al espumante del vino es un error. Haberlo dejado como estaba ha sido un primer paso pero falta el decreto” - Alberto Arizu De Luigui Bosca y Wofa.

 

Bressia, también se mostró no menos que preocupado e indicó: "Vamos a trabajar para conseguir que se saque al espumante de la reforma tributaria en el Congreso. Y también con los gobiernos provinciales. Creemos que va a salir". 

Julio Viola, titular de Bodega del Fin del Mundo, indicó que "sería muy malo que el impuesto a los espumantes continúe porque afectaría enormemente al sector".

Por su parte, Santiago Ribisich, gerente general de bodega Trivento, recordó que "el compromiso asumido ante el gobernador Alfredo Cornejo, por parte del Presidente Macri, fue derogar el impuesto" y se mostró confiando en que "eso sucederá antes de fin de año".

Fuente: http://losandes.com.ar/article/view?slug=preocupacion-por-el-impuesto-al-espumante


=