04/10/2017

http://www.parlamentario.com

Representantes del sector vitivinícola pidieron especial tratamiento para el vino..

Ante la Comisión de Prevención de Adicciones de Diputados pidieron que se lo diferencie del resto de las bebidas alcohólicas, en el marco del avance de un proyecto que regule su publicidad.




La Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico, que preside el diputado Alejandro Abraham (FpV-PJ), recibió este martes a representantes del sector vitivinícola, quienes pidieron que se le dé un tratamiento diferenciado al vino respecto del resto de las bebidas alcohólicas, en el marco de un proyecto que regule la publicidad de estos productos.

La legisladora Cornelia Schmidt Liermann (Pro) consideró que de cara al debate de la iniciativa, que la semana pasada fue abordada en la Casa Rosada, es necesario “escuchar a todos los actores” porque “el rubro alcohol nos preocupa mucho”.

Por su parte, la vicepresidenta de COVIAR (Corporación Vitivinícola Argentina), Hilda Wilhelm de Vaieretti, enfatizó que la industria del vino representa “400 mil puestos de trabajo en forma directa e indirecta” y es “la principal actividad generadora de trabajo en el oeste argentino”. “El vino es la bebida nacional portadora de cultura y trabajo”, agregó.

En tanto, Daniel Rada, del Observatorio Vitivinícola Argentino, indicó que “sólo un 16 por ciento del consumo de vino es por parte de los jóvenes menores a 25 años” y que el vino es “la bebida de mayor consumo hogareño”, además de ser considerado como alimento “por su contenido proteico”. “Creemos que hay elementos muy significativos que ponen al vino en un lugar muy distinto al resto de las bebidas”, sostuvo.

Por Bodegas Argentinas, Francisco Do Pico, resaltó que el consumo per cápita anual de vino pasó de 75 litros en el año 1980 a 20 litros en 2017, mientras que la cerveza aumentó de 5 litros per cápita a 45 litros en el mismo lapso de tiempo.

En la reunión, el diputado Luis Petri (UCR) señaló que las recientes legislaciones locales “aisladas” e “inconsultas” con el sector, “impactan en la industria” y “traen un daño enorme y tremendo”. En referencia a la ley porteña que limita la publicidad de bebidas alcohólicas en Capital Federal, el mendocino subrayó la importancia de que sea el Congreso Nacional el encargado de “la regulación particular del vino respecto del resto de las bebidas alcohólicas, para que la legislación no termine siendo un palo en la rueda para el desarrollo de la industria”.

En febrero pasado, el radical presentó un proyecto de ley para asegurar la promoción del vino argentino. La iniciativa fue girada a las comisiones de Agricultura y Ganadería y de Asuntos Municipales.

Fuente: http://www.parlamentario.com/noticia-104601.html


=

Comentarios

Jorge Guillermo Portabella 2017-10-05

Este tema se está canalizando como corresponde. En primer lugar, es importante distinguir el vino, que es un producto de la fermentación natural de la uva, de los destilados, que implican un proceso industrial de extracción del alcohol. También debe tenerse en cuenta la distinta graduación alcohólica de ambos productos. Y por otra parte, debe tenerse presente que ya existe legislación nacional anterior a la Ley 5807 de C.A.B.A., que legisla sobre lucha contra el alcoholismo, publicidad de las bebidas alcohólicas, protección de la minoridad, publicidad en las rutas, restricciones al consumo de alcohol por parte de los conductores de vehículos, Programa Wine Moderation, P.E.V.I., etc. Todo esto hace que fuera erróneo e inconstitucional incluir al vino en la prohibición de publicidad en la vía pública en el ámbito geográfico de la C.A.B.A. Por suerte para la producción vitivinícola del país y las economías regionales, se está en el buen camino para excluir al vino de la prohibición.

Jorge Guillermo Portabella 2017-10-05

Este tema se está canalizando como corresponde. En primer lugar, es importante distinguir el vino, que es un producto de la fermentación natural de la uva, de los destilados, que implican un proceso industrial de extracción del alcohol. También debe tenerse en cuenta la distinta graduación alcohólica de ambos productos. Y por otra parte, debe tenerse presente que ya existe legislación nacional anterior a la Ley 5807 de C.A.B.A., que legisla sobre lucha contra el alcoholismo, publicidad de las bebidas alcohólicas, protección de la minoridad, publicidad en las rutas, restricciones al consumo de alcohol por parte de los conductores de vehículos, Programa Wine Moderation, P.E.V.I., etc. Todo esto hace que fuera erróneo e inconstitucional incluir al vino en la prohibición de publicidad en la vía pública en el ámbito geográfico de la C.A.B.A. Por suerte para la producción vitivinícola del país y las economías regionales, se está en el buen camino para excluir al vino de la prohibición.

Comentar