24/05/2017

www.vinetur.com

Los 7 pasos claves para construir una marca de vino de éxito

Descubre cómo construir una marca de vino genuina y diferenciadora, que conquiste al consumidor y se convierta en el mayor activo de tu bodega




Este es un post invitado de Eva Bernabé, de marketingenpersona.com, especialista en Marketing para el sector del Vino. En este artículo te explica cómo construir una marca de vino genuina y diferenciadora, que se convierta en el mayor activo de tu negocio. No te lo pierdas

Recuerdo la sensación que tuve la primera vez que entré a hacer la compra en un supermercado de Leicester, en el Reino Unido, dónde estuve viviendo unos meses tras acabar la carrera. Me sentía totalmente perdida recorriendo los pasillos entre cientos de marcas que no conocía de nada. Muchas de las marcas que yo compraba habitualmente en España no se vendían allí. Nunca antes me había resultado tan complicado hacer la compra.

A los consumidores nos gustan las marcas, nos aportan valor y nos facilitan la vida. La marca nos da confianza y seguridad porque nos deja claro lo que vamos a encontrar al consumir un determinado producto, nos proporciona una experiencia de consumo, nos facilita el proceso de decisión...

Por eso, ya apenas compramos productos, como ocurría hace 50 años, sino que lo que realmente compramos son marcas, excepto en algunos tipos de producto, dónde las marcas todavía no han entrado o no son fuertes, como por ejemplo verduras, frutas, carne, pescado...

¿Y qué pasa con el sector del vino y las marcas? Solo en España hay más de 20.000 marcas de vino registradas. Pero, ¿cuántas de esas marcas están posicionadas en la mente del consumidor final?, ¿cuántas de esas marcas están bien construidas y trabajadas para que realmente aporten valor y diferenciación al vino y a la bodega que representan?, ¿cuántas de estas marcas han sido capaces de crear un vínculo emocional con el consumidor?

En un mercado tan saturado de vino, a los consumidores les puede estar pasando algo parecido a lo que me ocurrió a mí en aquel supermercado de Leicester. Cada vez que se ponen delante de un lineal de vinos de alguna gran superficie tienen cientos de marcas, botellas, etiquetas y logotipos que apenas les suenan o que, aunque les suenen, no les transmiten mucho. ¿Y cuándo piden un vino en el restaurante y el camarero les pregunta qué vino quieren y no recuerdan o no tienen ninguna marca de referencia? Si al menos los consumidores pudieran contar con el asesoramiento de un camarero que entendiera de vinos...

Así están las cosas para el consumidor de vino, mientras tú, como responsable de una bodega, no sabes cómo conseguir que los consumidores pidan y compren tus vinos. La solución para ambos está en crear marcas de vino genuinas y diferenciadoras.

En este artículo voy a explicarte cómo crear y construir una marca de vino que destaque en el mercado y que consiga conquistar al consumidor, en definitiva, una marca de vino de éxito.

¿Me acompañas?

CÓMO CONSTRUIR UNA MARCA DE VINO

Lo cierto es que, aunque no quieras, desde el momento en que tu bodega o tus vinos existen, se empieza a construir una marca a través de lo que haces, de lo que transmites y de lo que dices en tus mensajes y la imagen que muestras en tu web, tus botellas, tu logo...

“Si no le das al mercado la historia de la que hablar, él definirá la historia de tu marca por ti” – David Brier

Como puedes imaginar, las marcas de éxito no se construyen solas, dejándolas a la deriva y sin cuidar bien todos los aspectos y detalles que las dan forma.

Cualquier bodega, por pequeña que sea, puede y debe trabajar su marca, construir una marca única y diferenciadora. Y para hacerlo no es necesario dedicar grandes recursos ni hacer una gran inversión en publicidad. Empezar a crear una marca de éxito está al alcance de cualquiera, puedes hacerlo a través de tu web, tu blog, tu logotipo, tus botellas, tus emails, tus perfiles en redes sociales, tu mensaje, tus imágenes...

Está claro que existe una gran saturación de vinos en el mercado pero en realidad, muy pocas bodegas están trabajando su marca. Esto supone una oportunidad para las bodegas que quieren destacar y diferenciarse.

Una marca de éxito tiene mucho en común con un buen vino. Al igual que ocurre con un buen vino, una marca no se construye en 1 día sino que va evolucionando con el tiempo, paso a paso y realizando cada proceso con mimo y atención. Y algo fundamental, con estrategia.

Además, igual que el vino, la marca está viva, es flexible y podrás irla moldeando para que evolucione contigo, con tu bodega y con el mercado.

PASOS PARA CONSTRUIR TU MARCA DE VINO

1# Tu consumidor ideal, tu segmento de mercado: Si aún no lo sabes, te diré que tus vinos y por lo tanto, tu marca, no puede ir enfocada a todo el mundo. Debes tener claro quién es el consumidor ideal de tu marca y centrarte en conocerle al máximo para poder conectar con él, con sus valores, con sus intereses, con sus motivaciones y necesidades a la hora de elegir un vino.

2# Tu historia, tu storytelling: Cuenta tu historia de forma épica. Una historia genuina con la que tu consumidor ideal se sienta identificado y con la que te recuerde. Una historia que cree un vínculo emocional con tu consumidor ideal.

Escribe o reescribe la historia de tu bodega incluyendo personajes, lugares, experiencias, valores, emociones..., y todo aquello que haga única a tu bodega y que te permita conseguir que recuerden tu marca para siempre.

Esa historia puede ser la historia de un negocio familiar, la historia de un pueblo o una tierra y la de sus gentes, la historia de un viaje, también puede ser una historia que vincule los valores de tu consumidor ideal con tu vino... Busca dentro de tu bodega porque esa historia ya existe, sólo tienes que darle forma.

“Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados”. - Oscar Wilde

3# Tu Mensaje: Crear un mensaje diferenciador, positivo, cercano, genuino, que llegue al corazón de tu consumidor ideal.

Unifica el mensaje de tu marca en todos tus textos, en tu web, en las redes sociales, en prensa... Habla siempre mirando a tu consumidor ideal a los ojos, de forma sincera, cercana y coherente con tu historia.

4# Tu Imagen: Crea una imagen de tu marca asociada a tu mensaje, tu historia y la experiencia que quieres proporcionar a tu consumidor ideal y unifica esta imagen en todos los soportes para que tu consumidor ideal te reconozca y sepa que eres tú antes incluso de ver tu logotipo. Sí, sé que es difícil, pero hay que intentarlo.

Por supuesto, cuida la calidad de todas las imágenes que incluyas en tu web, en las redes sociales o en cualquier soporte de comunicación. Pero también debes cuidar el contenido de esas imágenes, deben mostrar experiencias y no sólo vino, viñedos y botellas. Y no te olvides de incluir en ellas al protagonista, tu consumidor ideal.

5# Logotipo y colores corporativos: Tu logotipo y los colores que utilices en tus botellas, tu web, tus perfiles sociales..., deben ser coherentes con el resto de elementos de tu marca y estar pensados y cuidados para que tu consumidor ideal pueda identificarte más fácilmente.

6# Todo define tu marca: Desde este momento, ten en cuenta que todo, absolutamente todo lo que hagas en tu empresa, formará parte de tu marca. Así que, debes intentar que todo tenga sentido y esté alineado con el posicionamiento de tu marca en la mente de tu consumidor ideal.

7# Difusión y comunicación: Una marca no es realmente una marca si nadie la conoce, si nadie la recuerda y si los consumidores a los que va dirigida no tienen un vínculo emocional con ella que les lleve a elegirla entre el resto.

Sin embargo, y aunque una buena difusión es fundamental, debes evitar caer en un error que cometen muchas bodegas; empezar a difundir su marca y a hacer publicidad de sus vinos antes de tener su marca bien construida, con una historia, un mensaje y una imagen que aporten valor, que emocionen y que sean realmente diferenciadores.

Destinar dinero y tiempo a dar difusión a una marca que no está bien trabajada no es buena idea porque no dará buen resultado. Gastarás tiempo y dinero y apenas lograrás ventas porque nadie se fijará en tu anuncio y nadie se volverá a acordar de tu marca. Encima, estarás dando una imagen "inadecuada" de tu bodega, es decir, que a la larga no sólo no te ayudará a vender sino que hasta puede perjudicarte.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es construir bien los cimientos de tu marca, dotar a tu marca de contenidos, de valor y de diferenciación. Después tendrás tiempo para darle difusión y si has conseguido crear una marca genuina, su difusión será más rápida y más fácil de lo que crees.

¿LISTO PARA EMPEZAR A CONSTRUIR TU MARCA DE VINO DE ÉXITO?

Si quieres competir en el mercado del vino y que los consumidores de vino elijan tus vinos en el lineal del supermercado, en la carta del restaurante o cuando compran un vino por Internet, es hora de construir una marca fuerte que haga destacar a tus vinos en un mercado tan saturado.

Ahora ya tienes las claves para hacerlo pero no te voy a dejar solo, tengo un regalo para ti: apúntate gratis al Club de Marketing del Vino y te ayudaré a crear una marca genuina y a desarrollar una estrategia de marketing que funcione para diferenciarte y aumentar tus ventas.

Fuente:https://www.vinetur.com/2017052328290/los-7-pasos-claves-para-construir-una-marca-de-vino-de-exito.html


=