03/05/2017

www.losandes.com.ar

Se vendieron 24 millones de litros menos de vino

Estadísticas del INV demuestran que el consumo dentro de Argentina bajó 11% durante el primer trimestre. Los envíos de fraccionado disminuyeron 7,3 por ciento. Preocupación en el sector.




El sector vitivinícola cerró un primer trimestre completamente negativo, al menos en lo que respecta al plano comercial. Según estadísticas del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), las ventas de vinos cayeron 11,7% en el mercado interno.

Los números publicados por el Instituto indican que entre enero y marzo de este año se vendieron 1.855.927 hectolitros de vino dentro del país (un hectolitro equivale a 100 litros), mientras que en el primer trimestre del año pasado se comercializaron 2.100.692 hectolitros.

La diferencia de 244.765 hectolitros, más de 24 millones de litros, fue la que marcó la caída del 11,7% en los primeros tres meses del año. 

Si se analizan los resultados un poco más en detalle, se encuentra que gran parte de los malos resultados se concentró en los vinos sin mención varietal, que tuvieron una retracción del 10,9% en las ventas dentro del país, bajando de 1.630.299 hectolitros comercializados en el primer trimestre de 2016 a 1.452.767 hectolitros vendidos en los primeros tres meses de este año.

En lo que respecta a los vinos varietales la variación porcentual fue peor (-13,8%). Entre enero y marzo del año pasado, las bodegas locales vendieron 383.653 hectolitros de vinos varietales dentro el país, en tanto que durante este año sólo llegaron a los 330.529 hectolitros en ese período.

Similar fue el comportamiento de los vinos espumosos. El INV registró una caída del 15,9% para esa categoría.  Ese porcentaje representa la diferencia entre los 77.708 hectolitros vendidos en el primer trimestre de 2016 y los 65.316 hectolitros de los primeros tres meses de este año. 

 

 

Las ventas fuera del país

El mercado externo no fue la excepción y los resultados del primer trimestre fueron desalentadores. 

De acuerdo al informe publicado por el INV, las ventas de vino fraccionado bajaron 7,3% en ese período, pasando de 453.400 hectolitros exportados en los primeros tres meses del año pasado a 420.389 hectolitros entre enero y marzo de 2017. Mucho peor aún le fue al vino a granel, que cayó 38,9% entre un año y otro.

En la primera parte del año pasado se exportaron 155.595 hectolitros de ese producto y en los primeros tres meses de este año apenas se alcanzaron los 95.047.  El mosto concentrado no fue la excepción. De las 26.186 toneladas exportadas en el primer trimestre del año pasado, Argentina bajó a 11.882 toneladas esta temporada, marcando una retracción del 54,6%.

Escenario desfavorable

Distintos referentes del sector vitivinícola analizaron el presente del sector y explicaron cuáles fueron las causas de los malos resultados del primer trimestre.

Carlos Fiochetta, gerente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), opinó que “en el mercado interno tuvo fuerte impacto la mala cosecha registrada en 2016 y 2017, lo que provocó fuertes aumentos en el precio de la uva”. Además, señaló que “en períodos de recesión el vino sufre mayor retracción de consumo que otros productos por no ser un bien de primera necesidad”. 

Mauro Sosa, Gerente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, coincidió respecto a la retracción del consumo, pero consideró que el aumento del precio del vino de traslado no fue realmente determinante. 

Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina, señaló que son los problemas macroeconómicos, como la inflación, los que provocan la retracción del consumo. “Por eso pedimos al Gobierno medidas que favorezcan la competitividad”, comentó.

Se mostró de acuerdo Sergio Villanueva, quien opinó que para competir dentro y fuera del país, el sector debe encontrar respuesta del Gobierno para bajar costos con medidas como mayores reintegros y menor costo de fletes.

Fuente: http://www.losandes.com.ar/article/se-vendieron-24-millones-de-litros-menos-de-vino


=