19/04/2017

www.guarda14.com

Matías Michelini hará los primeros viñedos argentinos cultivados en pendientes

Se trata del proyecto biodinámico Tupungato Winelands en Gualtallary, primer Wine Country Club del mundo, con 2 canchas de polo y 18 hoyos de golf con múltiples líneas de juego




Con una inversión de 40 millones del grupo catalán BD Catalá, el enólogo mendocino Matías Michelini a cargo del desarrollo vitivinícola de la Bodega Can Pedra de Tupungato Winelands, siente que está cumpliendo su mejor sueño.  En las 40 ha destinadas a viñedos utilizará la pendientes de los cerros tupungatinos a 1400 msnm para extraer distintas facetas de los varietales Malbec, Cabernet Franc, Pinot Noir, Semillón y Albariño.

Otra novedad es que han descubierto en los cerros de Gualtallary, suelos con una composición que no se había visto antes en Mendoza. Los viñedos se trabajarán con una agricultura ecológica, orgánica, biodinámica y “heroica”. ¿De qué se trata?

















“Los cerros y las pendientes te dan posibilidades infinitas que no te dan los llanos, principalmente las distintas exposiciones que tiene la viña al sol. Tenés exposiciones del norte, del sur y del oeste y la viña se va adaptando a las diferencias de luz, brindando facetas diferentes aunque sea la misma variedad. Estas facetas las podemos usar para obtener mayor complejidad en el vino. Serán los primeros viñedos argentinos cultivados de manera heroica, en pendientes ”, anunció el enólogo, reconocido en el mundo por la innovación en sus vinos.

El suelo de Gualtallary juega un papel muy importante, ¿qué características tienen en este caso los cerros?

Hemos encontrado en estos cerros suelos únicos que no hemos visto en Mendoza. Estas pendientes tienen composiciones de granito, son suelos calcáreos y limosos, muy particulares por cómo están formadas las capas.

Cada estudio de cada suelo, me da a pensar qué variedad voy a plantar, cómo vamos a plantar, en qué densidad  de plantación y ya estamos imaginándonos el vino de acuerdo a la posición de los viñedos con más calor los que están al norte y más fríolos que estén al sur.























Se habla de los vinos de tiza que salen de Gualtallary, ¿los vinos que imaginás tendrán estas características?

Son vinos de poca fruta, vinos muy austeros, vinos que hablan más de los suelos que del sol y del calor, son vinos minerales con sensación y textura de tiza.

¿Qué rol juegan los animales y la granja respecto de los viñedos?

No vamos a usar químicos entonces los animales nos permitirán trabajar los viñedos y utilizar el estiércol para compostar y mejorarlos con unos preparados que hacemos a base de hierbas medicinales. Ese preparado se devuelve a la tierra para darle la energía y la vitalidad necesarias para que las plantas crezcan sanas sin necesidad de curaciones químicas.

“Se trata de una agricultura ecológica, orgánica, biodinámica que lleva al hombre a trabajar la sutileza de la naturaleza. En Can Pedra queremos lograr los mejores vinos de Argentina, cultivados en la primera viña en pendientes con una agricultura que llamamos heroica porque es muy difícil trabajar y cosechar”, explica Michelini.

La primera cosecha de Can Pedra (Casa de Piedra) está pensada para dentro de cuatro años, con la producción obtendida de los viñedos que se plantarán en septiembre de 2017.

El complejo vitivinícola es el primer Wine Country club del mundo y tendrá también una destilería que reutilizará los deshechos de la bodega para convertirlos en bebidas espirituosas.























Una cancha de golf con múltiples líneas de juego

El imponente paisaje de Tupungato Winelands determinado por las impactantes vistas del Cordón del Plata y el volcán Tupungato, junto con la topografía quebrada, con cerrillos y cañadones, fueron especialmente aprovechados para generar el diseño del campo de golf de 18 hoyos. La cancha de golf se encuentra a 1.200 m de altura y es la primera en Argentina donde el pasto se riega solamente alrededor de los fairways y greens. De esta forma, se respeta la vegetación autóctona y se aprovecha la topografía. Cada hoyo tiene un diseño estratégico de riesgo y recompensa con múltiples líneas de juego que desafían a los golfistas a analizar y escoger una de ellas según sus estilos de juego. Cada hoyo tiene al menos cinco tees, incluidos tees de campeonato y junior.

Entre sus viñedos, Tupungato Winelands también hace honor a la tradición y la mística del polo en la Argentina. El espacio ofrece dos canchas de nivel internacional.

En la foto (abajo) el gobernador Alfredo Cornejo junto a la sommelier argentina Paz Levinson, el enólogo Matías Michelini e Iván de Pineda durante la presentación de Tupungato Winelands en el Hotel Hyatt.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://guarda14.com/index.php/article/view?slug=matias-michelini-hara-los-primeros-vinedos-argentinos-cultivados-en-pendientes


=