11/04/2017

www.losandes.com.ar

La caída de las ventas de vinos en supermercados se va profundizando

El 2016 había terminado con una baja del 4%, mientras que entre enero y febrero de este año, la caída se acentuó y se ubicó en el 17%. El segmento de vino fino más perjudicado fue el medio -menos de $ 74-, con una caída del 30 por ciento.




Indudablemente, el consumo de vino no está pasando sus mejores épocas. De hecho, los números difundidos por el Instituto Nacional de Vitivinicultura -INV-  lo ponen de manifiesto.

Es que las ventas de vino en el mercado interno registraron una fuerte caída durante los primeros dos meses del año. En referencia al fraccionado, la comercialización cayó 13,4%.

Así las cosas, es que uno de los canales que más sufre esta baja es el supermercado. Es que es justamente allí donde se centra el gran porcentaje de ventas de las bodegas. 

Según CCR, la comercialización de vinos finos en supermercados registró una caída del 17% y todas las categorías sufrieron durante los primeros dos meses del año. 

De este modo, a diferencia del año pasado, la baja se acentuó ya que, si se toma en consideración el año cerrado 2016 versus 2015, la caída había sido del 4% y algunas categorías de vino habían subsistido y hasta mostrado números en verde. 

Sin embargo, la realidad de este rubro no ha sido muy distinta al resto de los productos. Según datos de esta consultora la venta en supermercados -canasta con 144 artículos de diversas categorías de consumo masivo- cayó en enero-febrero de 2017 contra igual período 2016, 6,5% en volumen, lo que indica que el vino tuvo una peor performance.

Según explicó Daniel Rodríguez Cetrán, de CCR, lo que pasó con la categoría vino no está muy alejado a la baja generalizada que responde particularmente a la caída del poder adquisitivo del consumidor y que podría continuar por lo menos hasta mediados de año, "que esperamos que el consumo repunte, luego del cierre de las paritarias de todos los gremios y una recomposición del salario". 

Cómo se comportaron los segmentos

En el total de las ventas de vinos en supermercados, híper y discounts, la caída fue generalizada en todos los segmentos de precios. 

Aquellos vinos finos que se ubican en el segmento "bajo" con precio promedio de $ 47,90, tuvieron una retracción del 16%; en el segmento "medio bajo", con un valor de $ 55,85 la baja fue del 18%; en el "medio" ($ 74,19) sus ventas cayeron 30%, mientras que el "medio alto" -$ 92,94- cayó 6%; el "alto", con un valor promedio de $ 112,14 el litro, también registró una merma del 11% en sus ventas.

Todos estos segmentos concentran el 87% de las ventas de vinos en supermercado, mientras que el resto de las categorías, el 12% restante que toma a aquellos productos de gama más alta, que va de los 171 pesos el litro a 490 el litro, también cayeron, y ninguno se salvó. Lo mismo sucedió con frizantes, que también se desenvolvieron con una baja del 32%. 

Una baja esperada 

Para los empresarios del sector, la baja en el consumo interno, y precisamente en supermercados, es una situación sumamente esperada, reacción lógica de los consumidores ante un contexto económico bastante desalentador. 

Alberto Arizu (h), director Comercial de la bodega Leoncio Arizu, comentó que el establecimiento tiene una política en todos estos años de estar fuera de las promociones de precio que fueron un driver muy importante de la categoría.

Por lo tanto las ventas, si bien fueron estables, siempre estuvieron en niveles bajos por estar fuera de estas promociones. De todas maneras "en este primer trimestre el movimiento ha sido más bajo aún que el primer trimestre del año anterior". 

En línea, Ana Amitrano, gerente comercial de Familia Zuccardi, mencionó que el año pasado el argentino se encontró con una inflación muy alta, con aumentos de precios en todos los segmentos de consumo, y con su salario deteriorándose mes a mes.

"Todo este cóctel de eventos desembocaron en que hoy el consumidor haya regulado sus compras, sobre todo en aquellos productos que no son de primera necesidad", precisó. 

El año pasado, según contó la empresaria de Familia Zuccardi, las ventas en el mercado interno se habían mantenido o, mejor dicho, la caída no había sido tan pronunciada como lo es hoy a fuerza de descuentos y promociones sumamente agresivas. Sin embargo, este año no está siendo el camino, por lo que notamos una retracción mayor. 

Es que Amitrano señaló que hoy observan un cambio en el comportamiento tanto del consumidor como la forma de afrontar los descuentos por parte de las cadenas de los supermercados. 

En este marco, es que explicó Amitrano que se han dejado de ofrecer promociones 2x1 a 4x2 y se abandonó también el descuento masivo por rubro.

"Hoy el consumidor quiere saber cuál es el precio real de los productos, y no quiere que lo obliguen a llevar tanta cantidad de productos para adquirir la rebaja. Por eso, es que hoy las cadenas basan sus estrategias en ofrecer descuentos en ciertos productos y las rebajas van por ítem y no por categoría completa. Es así que podemos encontrar algunas marcas en promo y otras no", precisó. 

Al tiempo que indicó que lógicamente tampoco era sostenible en el tiempo continuar "con estas promociones tan agresivas. Las bajas ventas e incrementos de costos no dejaban seguir absorbiendo ese esquema", sostuvo la gerente de Familia Zuccardi. 

Por ello, y ante una comercialización que está siendo complicada, es que Amitrano indicó que en el caso particular de este establecimiento, este año focalizarán la estrategia en el marketing y comunicación en el punto de venta. Por lo tanto, este año no basaremos la política en el precio, el cual no es sostenible en el tiempo. 

Emiliano Toroski, responsable del área de bebidas del supermercado Átomo y a cargo de las ventas de vinos de Bodega Los Toneles, mencionó que tanto la cadena mendocina así como el establecimiento siguen apostando a las ofertas y promociones agresivas para mantener la categoría de todos los productos, y en especial del vino que tuvo, según indicó, un 2016 muy complicado y que se repitió en los primeros meses del año. 

Asimismo, detalló que en todas las categorías las que más están sufriendo la caída de las ventas son los blancos y los vinos entre los $ 80 y $ 100. 

"Hay una brecha muy importante entre los tintos y los blancos. Los primeros, tienen una retracción pero no es tan fuerte como los segundos", precisó Toroski. Añadió de hecho, que así como la categoría media es la que más cae, los vinos de baja gama responden de otro modo y, de hecho, en algunas líneas sube.

En este marco, contó que por ejemplo Los Toneles vende una damajuana de 4 litros a 132 pesos, y la misma ha experimentado un incremento en las ventas, lo mismo pasa -aunque en menor medida- con el tetra.

Fuente:Laura Saieg - lsaieg@losandes.com.ar para Diario Los Andes - http://www.losandes.com.ar/article/la-caida-de-las-ventas-de-vinos-en-supermercados-se-va-profundizando


=