02/03/2017

revistaelconocedor.com

La Bonarda, de equilibrar cortes al varietal

Detrás del emblema varietal, podemos encontrar la Bonarda, una variedad de cepa traída por los inmigrantes italianos de una Europa devastada. Llegó a Mendoza (Argentina) a fines del siglo XIX como la mayoría de las cepas europeas, la Bonarda, logró adaptarse a esta tierra, brindando rendimientos muy interesantes en cantidad de litros.




Algo de su historia

En un principio la Bonarda formaba parte de cortes muy populares, lo que la ubicó entre cepas comunes, y por años se utilizó como base para producción de vinos de corte, logrando ser un componente indispensable para complementar vinos tintos otorgándoles elegancia a los que no la tenían, mejorándolos y equilibrándolos. Pasarían muchos años para que la Bonarda dejara de ser una cepa para vinos populares, y lograra tener un lugar de privilegio entre sus pares.

Por aquellos años, después de que los inmigrantes se establecieron en Argentina, se la llamaba Barbera o Bonarda Barbera, tiempo después mediante investigaciones realizadas a mediados del siglo XX, se dio a conocer que se trataba de la variedad francesa Corbeau Noir.

Uva-Bonarda

Durante años, franceses e italianos se la adjudicaban como propia, ya que se encuentra en la región francesa de Savoie con el nombre Corbeau Noir y en Piamonte (Italia), con el de Charbono. La confusión que generó esta disputa entre dos regiones vecinas, fue refutada de acuerdo con el estudio genético de la Cátedra de Viticultura de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNC (Universidad Nacional de Cuyo), donde se estableció que la variedad Bonarda de Argentina correspondía a la variedad Corbeau francesa.

En la actualidad

Es la segunda cepa tinta de calidad detrás del Malbec. Según el Instituto Nacional de Vitivinicultura fue una de las uvas tintas que más creció durante la última década sumando algo más de un 20% de superficie, conquistando espacios en la góndolas, con cada vez más etiquetas.

En el año 2014 se registraron un total de 19,214 ha.  de esta variedad en Argentina y constituyó el 8.49% de la superficie del país. La cantidad de hectáreas del país en el período 2000-2014 se ha incrementado el 28.19%, en Mendoza el 26.31%, en San Juan el 53,81% y en otras provincias el 7.37%.

Se cultiva principalmente en Mendoza (82.06%)  y San Juan (14.19%) pero también está presente con pocas hectáreas en las otras provincias (3.74%) entre las que se destaca La Rioja.

bonarda

Comercialización de la Bonarda 

Mercado interno

De 2006 a 2015 en el mercado interno de las ventas de vinos varietales Bonarda obtuvo  el 100% de vinos  fraccionados, predominando las botellas con el 93.62% del total negociado. Entre enero y agosto del 2015  hubo un aumento del 33% en los despachos en botellas y el 8.44% en damajuanas, con relación al mismo período en 2014.

Exportaciones

Durante el año 2014 las exportaciones de Vinos Bonarda representaron el 0.98% del total de los varietales exportados por Argentina con un total de 21,795 hectolitros y mostraron una aumento del 50% con relación al año 2013 y una del 8.83% con relación al año 2004. Esta variedad ocupó la posición número once entre los varietales exportados por Argentina. Los principales países que consumieron vinos Bonarda entre enero y agosto del 2015, fueron principalmente Estados Unidos, Canadá, Brasil, Reino Unido, Bélgica y Países Bajos.

516ff7dd48471_760x506

Los cortes de Bonarda con otras variedades enviados al exterior en el 2014 alcanzaron 15,354 hl por un valor en dólares estadounidenses de 2,954,699. Las ventas al exterior de estos vinos indicaron un aumento del 129% en volumen y del 168% en dólares comparados los datos con los del año 2004 y mermas del 20.53% y 26.17% con el año anterior, los vinos Bonarda con otras variedades fueron destinados principalmente a Reino Unido, Estados Unidos, Bolivia, Paraguay, Irlanda, Alemania y China.

Características de la Bonarda

Tiene un ciclo de maduración muy largo. Hay que llegar a un punto de madurez alto de la fruta para lograr un buen vino. El racimo es bastante compacto y apretado, por lo que sufre enfermedades criptogámicas (enfermedades que se producen en la planta) fácilmente.

A la Bonarda le sienta bien las zona cálidas como las regiones en que se cultivó, el clima le brinda a los vinos colores intensos con matices violáceos y  aromas de frutas rojas y negras, muy agradable de taninos suaves, es una variedad de la que se puede obtener vinos elegantes y complejos,  dejando de lado los altos rendimientos y enfocándose en la calidad.

Los vinos producidos de Bonarda tienen una vista rojo rubí intenso con tonos violáceos. En nariz presenta aromas a frutos rojos, como frutillas, cerezas, frutos negros como moras, algunas veces podemos apreciar aromas especiados. Mientras que en boca son agradables con cierto dulzor, taninos suaves y bien maduros.

30acc056eefaa17655fb482e0f42c3aa_XL

Maridajes

Para acompañar un Bonarda podemos pensar en platos muy parecidos a los que pueden acompañar un Malbec como vegetales grillados, pastas, legumbres, carnes asadas, mollejas, carne de cerdo, quesos duros y semiduros; por último y no menos importante, un vino Bonarda acompaña muy bien pizzas, por lo que en muchos países se lo considera un maridaje informal de pizza wines. La Bonarda no le cuesta encontrar compañero para su disfrute, se adapta muy bien a las comidas.

Para poder apreciar todas sus cualidades organolépticas se debe servir a una temperatura que puede ir de los 16º a 18º.

Bonarda-Oltrepo-Pavese-DOC

Un festival para homenajear la Bonarda

La provincia de Mendoza  concentra el 84% de las hectáreas implantadas con ese varietal, seguida de la provincia de San  Juan que tiene el 12%. Esto significa que la Provincia tiene 15,303 hectáreas implantadas con Bonarda  y que  la  mayor  superficie  está ubicada en el  departamento  de  San  Martín  con   3,758 hectáreas, departamento que realiza el Festival Nacional del Bonarda. A este le siguen los siguientes departamentos, Lavalle con 2,052 hectáreas, Rivadavia con 1,943 hectáreas, San Rafael con 1.665 hectáreas y Santa Rosa con 1,401hectáreas.

La bonarda logró conseguir el lugar que merecía, lejos de acompañar vinos de corte, supo conquistar paladares y convertirse en varietal, no sabemos si logrará alcanzar el reconocimiento del Malbec, pero la Bonarda genera amores y odios, por lo que los invito a disfrutar de este varietal para formar su propia opinión.

Fuente: Javier Giacomelli para El Conocedor - http://revistaelconocedor.com/la-bonarda-de-equilibrar-cortes-al-varietal/


=