04/09/2014

Desempleo en bodegas y redistribución de trabajo

Esos dos ítems son los que estarían marcando el camino de los recursos humanos en las empresas del sector. Ante la reacción de cautela por la actual situación de mercado, los establecimientos sólo cubren los sectores imprescindibles y se focalizan en productividad.

Laura Saieg
lsaieg@areadelvino.com



Desde hace unos meses que las empresas del sector vitivinícola ajustan su cinturón y buscan a través de la productividad y la reorganización de su empresa ser más eficiente y seguir compitiendo en un mercado nacional e internacional altamente convulsionado y atomizado.

En este panorama, es que los puestos laborales en las bodegas se han visto afectados, se observan despidos y los pedidos por puestos vacantes son casi nulos. En otro punto, el pedido de aumento de productividad de los empleados es el principal desafío de las empresas durante este año. Este último punto se desprende de un informe elaborado por Randstad  sobre "Tendencias en el lugar de trabajo". (VER DESPIECE)

Los ejecutivos de RRHH de la Argentina indicaron que los principales desafíos en materia de capital humano que enfrentan este año son aumentar la productividad y el rendimiento (75%), manejar las expectativas salariales (61%), retener a los mejores empleados (60%), crear o mantener un buen ambiente laboral (59%) y formar líderes talentosos (56%), según el informe "Tendencias en el lugar de trabajo" elaborado por Randstad.  

Carlos Caselles, director de Master Consulting explicó que el sector está atravesando un duro proceso de ajuste, donde se percibe claramente los síntomas de una estanflación, lo que genera una baja en el nivel actividad y una gran incertidumbre en el corto y mediano plazo. Según Caselles, este sostenido aumento en los costos, que no permiten ser trasladados a los precios, provoca una sensible baja en la rentabilidad de las empresas y en muchos casos hasta pérdida de mercados; por lo que inevitablemente se ve reflejado en los puestos de trabajos.

Con respecto a los despidos, el empresario sentenció "hasta el momento lo que se han producido han sido puntuales y no son masivos". De todos modos, añadió que "se nota una reducción en las búsquedas de personal, orientándose solo a aquellas que son imprescindibles para el negocio. La consigna es cuidar los costos al máximo y tratar de mejorar la eficiencia y la productividad".

César Morchio, de Morchio Consultores, coincidió con este panorama, y agregó que ante los despidos que se han estado dando, sólo los imprescindibles y los que aseguran el normal funcionamiento de la compañía son los se solicitan. De este modo, la reacción de los empresarios actualmente es de cautela, ya que no es claro cómo continuará la economía nacional y la específica de la industria.

En cuanto a los puestos de trabajo que más se han visto afectados, Morchio contó que se trata principalmente de aquellos cuyas tareas pueden ser redistribuidas en otras personas. "Es decir, los que no tienen una especificidad y capacitación técnica costosa. Mandos medios que pueden no reponerse", remarcó.

Sobre esto concordó Caselles y agregó los puestos vacantes no se reemplazan, salvo aquellos que sean estratégicos para las empresas. "Existe mucha preocupación, especialmente por el grado de incertidumbre y por la tendencia de menor nivel de actividad. Están muy atentos a las señales del mercado y los más visionarios, preparándose para cuando se produzca un cambio de los habituales que estamos acostumbrados los argentinos".

En cuanto a los puestos de trabajo más afectados, Caselles contó que se tratan de aquellos vinculados a las ventas, turismo, o servicios en general.

Proyecciones

Para las consultorías de recursos humanos el panorama en los puestos de trabajo continuará. "Considero que lo que resta del 2014 y 2015, el ajuste a nivel económico se irá profundizando. Por ende, el nivel de desempleo subirá, y los requerimientos de empleabilidad serán cada vez más exigentes y puntuales", acentuó Caselles.

Al tiempo, que Morchio remarcó la situación complicada de la industria vitivinícola. Entre las que se destacan, las grandes producciones que vienen en las vendimias de España, Francia e Italia, generan una oferta de los stocks de vinos 2013 a precios muy bajos por la necesidad de liberar capacidad de almacenamiento para la cosecha que ingresa. Además, la devaluación producida a comienzos de año ya ha sido absorbida por los incrementos de costos en la industria. A ello se suma la caída de consumo en el mercado interno, lo cual hace prever que no se podrán levantar los precios en este mercado bajo riesgo de bajar aún más el consumo. Por otro lado, la situación económica y financiera nacional, con altas tasas convierte en muy difícil financiarse sin incurrir en altísimos costos, que hoy la rentabilidad no permite absorver.

En síntesis, el director de Morchio Consultores dio el panorama de pequeñas y grandes empresas. En lo que respecta a la situación de los pequeños productores, señaló que como siempre son los más afectados no tiene hasta el momento una solución a corto plazo. En general no pueden ajustar costo de mano de obra, por lo que el ajuste viene por reducir las labores agrícolas al mínimo imprescindible. Y en lo que respecta a grandes productores y bodegas, dijo que de no mediar algunas medidas gubernamentales que puedan ayudar a superar este año, probablemente estemos frente a reducción de costos que sin duda afectarán elevando los índices de desocupación.


Laura Saieg
lsaieg@areadelvino.com

=

Aumentar la productividad de los empleados

Siete de cada 10 compañías reconocieron que ese es el objetivo que tienen que cumplir en 2014 en cuanto a la gestión de su capital humano. Esto preocupa más que manejar las expectativas salariales del personal, señala un informe de Randstad.


 
Frente a este resultado del estudio elaborado por Randstad Andrea Avila, CEO de Randstad, comentó que "la necesidad de mejorar la performance de los trabajadores es hoy el principal objetivo en materia de capital humano a partir de dos factores que inciden en la agenda del área."

"Por un lado -explicó- les resulta cada vez más difícil encontrar profesionales que den con el match perfecto entre las aptitudes buscadas, la adecuación al equipo de trabajo donde debe insertarse el profesional y la empatía con la cultura de la compañía y, por el otro, deben afrontar costos laborales cada vez más altos por cada incorporación a su plantilla".

Al consultar a las empresas cuáles son las causas que impactan en la productividad sobre las que están trabajando este año, destacaron por lejos el desarrollo de habilidades de liderazgo que permitan conducir exitosamente a la empresa al siguiente estadio de crecimiento (80%).

En segundo lugar ubicaron la pérdida de conocimiento que ocasiona una mayor rotación de empleados (35%). También influyen sobre el desarrollo efectivo de la compañía: cubrir las vacantes generadas por la expansión del negocio (31%), la legislación referente a la flexibilidad laboral (30%) y la falta de profesionales con habilidades especializadas para impulsar la innovación (30%).

Capacidad de motivar e inspirar, la competencia más buscada
Atendiendo a los desafíos que presenta 2014 para la productividad y el desarrollo de las compañías, los encuestados identificaron las competencias que desean que posean los gerentes de sus empresas.

Por unanimidad, la capacidad de motivar e inspirar a otros fue destacada como la competencia más importante que tiene que tener un gerente en la actualidad, seguida por la habilidad de análisis y resolución de problemas (98%), la capacidad de crear relaciones de confianza (96%) y tener visión de futuro (96 por ciento).

Las recetas para atravesar la situación económica
Con un ojo puesto en la situación económica del país, los ejecutivos de capital humano de las principales empresas compartieron las cinco estrategias que están aplicando para enfrentar la influencia que ejerce el contexto macroeconómico en la empresa.



La reestructuración interna de la compañía es la opción más utilizada (35%) junto a un mejor aprovechamiento del uso de la tecnología (30%), seguidas por la conquista de nuevos segmentos de clientes (27%), motivar a los empleados a que piensen de forma innovadora (23%) y negociar mejores términos con los socios (22%).



Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/194079-Aumentar-la-productividad-de-los-empleados-desafo-principal-de-empresas?page_y=0
 
=