07/06/2012

Se frena la demanda de mandos altos en bodegas

Son pocos los pedidos para esta clase de puestos. Las bodegas tratan de reducir costos y analizan cuidadosamente las alternativas antes de contratar. Se experimenta más demanda para puestos junior que senior.

Ma. Soledad Gonzalez
sgonzalez@areadelvino.com



Supieron ser los puestos más demandados, de hecho, durante años la movilidad fue una de sus constantes, pero la incertidumbre reinante en la industria cambió el ritmo de las cosas.  Las consultoras aseguran que el pedido de mandos altos para la industria del vino se ha detenido y que además los que están con un empleo son mucho más reticentes cambiar de empresa.

Gerente de exportaciones, de producción y enólogos senior culminaron con la etapa de alta movilidad, al menos por lo que resta del 2012. La incertidumbre reinante, la caída en las exportaciones de vinos fraccionados, el aumento del costo de la mano de obra, han terminado por diezmar las expectativas de la industria, que parece, estar es un stop, parada y analizando cada situación en particular. Las señales que se vienen dando desde el Gobierno nacional han ayudado a profundizar la meseta en la actividad que se venía augurando desde el año pasado.

Fernando Podestá, Director regional Sur de Manpower, sostuvo, precisamente, que la demanda de puestos altos para bodegas está en una meseta. "Nosotros tenemos muy poquitos pedidos. Tenemos más cargos junior que senior. Esto se puede relacionar con la época del año y también la situación de rentabilidad que están atravesando las bodegas, en donde tienen problemas por  resolver y se encuentran expectantes ante lo que pueda suceder".

Comparado con el año pasado, Podestá indicó que han disminuido los pedidos de profesionales, pero es una situación que también se condice con otras industrias que están lidiando con la misma incertidumbre que produce la coyuntura del país.

"Nadie tiene claro cómo seguir"

"Si bien mantenemos búsquedas vigentes de personal jerárquico para el sector vitivinícola, se observa una tendencia negativa en el volumen y demoras en la definición por parte de las empresas. El clima de incertidumbre económica hace que las decisiones se posterguen o sean cada vez más exigentes a la hora de definir. Las búsquedas más representativas se focalizan en posiciones técnicas, como enólogos, ingenieros industriales, logística, etcétera", sintetiza, Carlos Caselles, director de Master Consulting Group y empresario vitivinícola.

Por su parte, César Morchio, de la consultora de RRHH Morchio y Asociados, coincidió con que los pedidos de empleos jerárquicos para la industria del vino descendieron y agregó: "la demanda de puestos medios y altos ha bajado como consecuencia de la incertidumbre económica, pero no es un problema de la vitivinicultura en particular sino que afecta a la industria en general. Esto excede a las bodegas, hay problemas para exportar, para importar y las industrias se replantean como van hacer el resto del año y  esa reestructuración también incluye la cobertura de puestos de trabajo".

Morchio indicó que salvo algunas industrias como la minera o la petrolera de las cuales tienen pedidos, el resto "nadie tiene muy claro cómo seguir".

¿Adiós al bono de fin de año?

Sin duda los incentivos  eran una de las componentes más importantes, a la hora de tentar a los profesionales para cambiar de trabajo. Sin embargo, parece ser que los pocos puestos que se ofrecen muestran una reducción en las condiciones atractivas del empleo ofrecido de antaño.

"Las condiciones laborales que se ofrecen son más moderadas  y se observa una tendencia a variar los ingresos en función de resultados, especialmente en posiciones comerciales. Por otra parte, la incertidumbre del mercado laboral generó una actitud más conservadora por parte de los profesionales, prefiriendo en muchos casos, mantener la estabilidad laboral en lugar de cambiar por algo incierto, salvo aquellas situaciones en las que no poseen algún trabajo o las condiciones no son de su agrado", describió Caselles.

Para Morchio si bien lo que se ofrece por ingreso no se ha reducido, lo cierto, es que la inflación va de una forma u otra erosionando los sueldos en general.

Iniciando el segundo tramo del año, las perspectivas para lo que resta del 2012, no parecen ser claras, en ningún aspecto y nadie se anima arriesgar un escenario posible.

Podestá sostuvo que  "es muy difícil hacer predicciones, probablemente dentro de unas semanas cuando tengamos la encuesta de expectativas de empleo tendremos un panorama más claro. No obstante, ya se evidencia una menor actividad desde el último semestre del año pasado. En general esperamos tener, para todas las industrias un año un 5% por debajo que pasado en cantidad de gente contratada".

"En general, en función de la coyuntura actual, todo indica que el mercado laboral decaerá, previéndose un menor nivel de actividad y por ende menor demanda de personal. Las empresas está muy abocadas a bajar costos y el laboral es uno de los más representativos. En la industria vitivinícola, por razones estacionales, es muy normal la utilización de personal temporario, lo que le permite regular de alguna manera sus necesidades cíclicas. Finalmente, se puede observar por parte de las empresas, un clima de mucha cautela, esperando señales más claras del Gobierno y la economía para poder proyectarse", concluyó Caselles.

 

Ma. Soledad Gonzalez
sgonzalez@areadelvino.com

=

Trivento, un caso testigo

Aunque anunciado con anterioridad, desde el mes pasado, las oficinas comerciales de Trivento se mudaron a Chile, dejando a todo el equipo comercial de trabajo de la bodega.  Así anunciaron que manejarán todo desde el vecino país con un equipo comercial nuevo.

Consultada, hace unas semanas por Día a Día del Vino, Mónica Caamaño, gerente de Marketing de Trivento, sostuvo que "la nueva estrategia comercial está basada en desarrollar con mayor fuerza los mercados, reestructurando todas las áreas comerciales del grupo. Desde ahora, Concha y Toro tendrá dos grandes equipos, más las filiales en cada país. Uno de los grupos estará a cargo de la zona sur y otro de la zona norte; cada uno de estos grupos tendrá tres Gerentes, y cada subgerente será el responsable de alguno de los mercados. En base a esto, es que cada persona y zona manejará las tres bodegas y marcas del grupo, que se trata de Trivento, Quinta de Maipo, de Chile y Fetzer Vineyard, de Estados Unidos".

=